jump to navigation

Viernes 17 de Diciembre de 2010

Los padres a quienes impiden educar a sus hijos en casa exigen un nuevo modelo

1:00 h | Homeschooling | chequeescolar | Comentarios cerrados

Los padres a los que el Tribunal Constitucional ha desestimado hoy la posibilidad de enseñar a sus hijos en su domicilio sin escolarizarlos en un centro educativo oficial han exigido un nuevo modelo de educación, ya que consideran que los colegios constituyen un sistema de “obediencia y sumisión”.

Florián Macarro, uno de los progenitores de Tolox (Málaga) que presentó el recurso, ha asegurado que la escuela no enseña a los niños “a ser personas autónomas” y que tampoco fomenta la igualdad entre personas, sino la competitividad, lo que, según ha subrayado, resulta una lacra para la humanidad.

A su juicio, los colegios transmiten un modelo de valores contrarios a su propia ideología, por lo que ha preferido alejar a sus hijos de ellos, mientras que también ha destacado la importancia de que los padres participen activamente en la educación “con el objetivo de no dejarla sólo en manos de los especialistas”.

“Las escuelas no tratan de dar a los alumnos una educación bien hecha, sino una cabeza bien llena”, ha criticado Florián, quien ha relatado que su hija, que pidió voluntariamente ir al colegio cuando era pequeña, decidió abandonarlo al cumplir 13 años porque “se aburría y no aprendía nada”.

Desde ese momento, la niña comenzó a recibir clases sobre varias materias por parte de sus padres, otros progenitores y una maestra, quienes le proporcionaban las explicaciones en casa, y ahora ella y su hermano estudian música en un conservatorio de Francia.

“Se trata de conseguir que los padres que no quieran que sus hijos acudan a la escuela puedan disponer de otras alternativas”, ha apostillado Macarro, quien se ha referido a la necesidad de que, en estos casos, haya un control por parte de vecinos o autoridades.

La universidad, por el mismo camino

Preguntado por su opinión respecto a la formación que los adolescentes reciben en la Universidad, Macarro ha respondido que esta institución académica “no es más que una continuación de la educación primaria en la que avanzan aquellos que tienen más posibilidades económicas, mientras que el resto se queda atrás”.

La sentencia que niega a los padres que puedan enseñar a sus hijos en casa sin escolarizarlos precisa que la Constitución no prohíbe que el legislador configure un sistema de enseñanza básica obligatoria “como un periodo de escolarización de duración determinada”.

Durante éste, prosigue, queda “excluida” la posibilidad de enseñar a los hijos en el domicilio familiar en lugar de proceder a escolarizarlos

El Mundo


Jueves 16 de Diciembre de 2010

El Constitucional niega el derecho a educar a los hijos en casa en vez de escolarizarlos

19:57 h | Homeschooling,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados

La Sala Primera del Tribunal Constitucional (TC) ha denegado a unos padres la posibilidad de enseñar a sus hijos en su propio domicilio sin escolarizarlos en un centro educativo oficial.

La sentencia, publicada hoy, indica que la Constitución no prohíbe que el legislador configure un sistema de enseñanza básica obligatoria “como un periodo de escolarización de duración determinada”.

Durante éste, prosigue, queda “excluida” la posibilidad de enseñar a los hijos en el domicilio familiar en lugar de proceder a escolarizarlos, según informa el TC.

El caso es el de un matrimonio de la provincia de Málaga que argumentaba que sus hijos, menores de edad, tenían en casa una educación mejor que en colegios públicos con 30 ó 40 alumnos por clase, y que los niños hablaban cinco idiomas y recibían clases de música, lengua, ciencias, matemáticas y una formación ética bastante completa.

Para los magistrados del TC, es claro que la facultad de los padres de elegir una formación ajena al sistema de enseñanza obligatoria por motivos de orden pedagógico “no está comprendida”, ni siquiera a simple vista, en ninguna de la libertades educativas del artículo 27 de la Constiución, invocadas por los demandantes en un recurso de amparo.

Precisan que la libertad de enseñanza se circunscribe a la facultad de enseñar “libremente” fuera del horario escolar, pero sin “perjuicio” del deber de escolarización y la facultad de crear un centro docente cuyo proyecto educativo se ajuste mejor a “sus preferencias pedagógicas o de otro orden”.

El fallo precisa también que la opción de escolarización obligatoria no viene requerida por la propia Constitución, sino que es una opción legislativa que la Carta Magna no prohíbe.

Así, recuerda que el legislador (las Cortes Generales) ya resolvió sobre la escolarización obligatoria con la Ley Orgánica de Calidad de la Educación (vigente cuando se presentó el recurso de amparo, en 2005), donde se establecía que la enseñanza, además de gratuita y obligatoria, incluía 10 años de escolaridad: de los 6 a los 16.

No obstante, el TC matiza que “no cabe descartar otras opciones legisltivas que incorporen una cierta flexibilidad al sistema educativo y, en particular, a la enseñanza básica” a la vista del artículo 27 de la Constitución.

La sentencia, de la que ha sido ponente la presidenta del TC, María Emilia Casas, también explica los motivos por los que se rechaza el supuesto de que la negativa a escolarizar fuera por razones morales o religiosas:

“La imposición del deber de escolarización de los niños entre 6 y 16 años (…) constituye un límite incorporado por el legislador que resulta constitucionalmente viable por encontrar justificación en otras determinaciones constitucionales”. También señala que la configuración de la enseñanza básica obligatoria como un periodo de escolarización determinada no afecta a los derechos constitucionales de los padres.

“Incluso en el caso de que así lo hiciera -precisa-, habría de considearse una medida proporcionada que encuentra justificación en la satisfacción de otros principios y derechos constitucionales”.

No obstante, los magistrados insisten en que la Constitución no consagra “directamente” el deber de escolarización ni otros aspectos más concretos de su régimen jurídico. En un primer momento, la fiscalía reclamó en el juzgado de Coín (Málaga) la escolarización inmediata de los niños.

El juzgado ordenó en 2003 que los niños en edad escolar obligatoria fueran a clase porque el artículo citado de la Constitución no permite a los padres negar el derecho y la obligación de participar en el sistema oficial de educación, sin valorar la calidad de la enseñanza que recibían.

De forma parecida se manifestó la Audiencia Provincial de Málaga ante el recurso de los padres, al subrayar que la escolarización estaba integrada en el concepto básico del derecho a la educación

Gaceta

La sentencia


Lunes 13 de Diciembre de 2010

Por qué la educación en Chile es la mejor de Hispanoamérica y tiene un costo muy bajo

15:19 h | Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados

Por Roberto Andrade Malo

El sistema educativo en Chile se rige por varias normas, aquí se hará referencia a la Ley General de Educación y Ley de Subvenciones que son las que marcan el esquema general del sistema.

Análisis

I. Eligen los padres

La Constitución chilena dispone la obligación del Estado de financiar la educación hasta el nivel secundario. En este sentido es similar a lo que sucede en Ecuador (con la diferencia de que en Ecuador la gratuidad se extiende hasta la educación superior). Existe, sin embargo, una diferencia: en Chile la Constitución hace énfasis especial en el derecho y deber que tienen los padres de educar a sus hijos[1].

Para poder garantizar la gratuidad y universalidad de la educación, y a la vez no interferir en el derecho de los padres de elegir donde estudian sus hijos, el sistema chileno diferencia los dos roles que el Estado desempeña en la educación. Así, en Chile se distingue por un lado el papel que tiene el Estado como financista de la educación, y se lo separa del rol que tiene como orientador de la misma. En otras palabras, se reconoce que el hecho de que sea el Estado quien deba pagar la educación no quiere decir que deba ser él mismo el único que la preste de manera gratuita.

Siguiendo esta línea, el sistema chileno reconoce que son los propios alumnos, mediante sus padres o representantes, quienes deberían poder elegir dónde estudiar. Para hacer efectivo esto, se establece una subvención a la educación que se otorga por cada estudiante individual[2].

II. Subvenciones

El sistema de subvenciones consiste en que cada estudiante chileno es acreedor a un valor determinado por la Ley. Dicho valor es el equivalente al costo que tiene el brindar el servicio educativo para un estudiante en la educación pública, y aumenta anualmente en el mismo porcentaje en que aumenten los salarios del sector público. De esta manera, los padres son libres de escoger mandar a su hijo o representado a cualquier escuela municipal o a establecimientos privados que hayan solicitado acogerse al programa de subvenciones. Adicionalmente, pueden existir instituciones privadas que decidan no participar en este programa.

Este sistema fomenta la competencia entre establecimientos públicos y entre los públicos y privados, ya que su financiamiento no está asegurado sino que dependerá de su capacidad para captar estudiantes y retenerlos. Así, se fuerza a escuelas y colegios a brindar un mejor servicio y más enfocado a las necesidades de sus estudiantes. Adicionalmente, las escuelas públicas son administradas a nivel municipal lo cual pareciera asegurar que los currículos serán más apegados a las necesidades locales.

Aquellos establecimientos que participen en el programa tienen también la opción de cobrar, adicionalmente, tasas educativas hasta un máxima de 4 veces el valor de una subvención (USE). En estos casos, del valor total que reciban por subvenciones se disminuirá entre un 20% a 40% del total de valores que hayan recibido de los padres o representantes. Esto permite que haya mayor diversidad en los programas ofrecidos por escuelas y colegios, y a un costo bajo para los estudiantes.

Por último, los valores a recibirse por subvenciones varían según algunos factores: la subvención a estudiantes considerados de escasos recursos es mayor a la normal, e igual sucede con los estudiantes en zonas rurales. Así también, los valores que se reciben por subvenciones dependen del promedio de asistencia de los estudiantes. Así, se incentiva que la calidad del servicio sea tal que los alumnos acudan regularmente a recibirlo.

III. Requisitos y calidad

Debe señalarse que los establecimientos deben reunir requisitos mínimos que se determinan en la Ley para contar con reconocimiento oficial y poder, por tanto, acogerse al programa de subvenciones. Estos funcionan como un conjunto de objetivos generales que son luego recogidos en los contenidos curriculares elaborados por el Ministerio de Educación y el Consejo Nacional de Educación. Sin embargo, el sistema propende a que estos objetivos sean lo suficientemente generales como para que cada establecimiento tenga suficiente autonomía para elegir su metodología y currículo propio[3].

El control de calidad se efectúa conforme a los objetivos generales mencionados. El no cumplir con estos requisitos, sin embargo, no da lugar a sanción de manera inmediata sino que dicha información simplemente es publicada. De esta manera, el establecimiento educativo ineficiente únicamente es “castigado” en la medida en que los padres retiren a sus hijos del centro y consecuentemente, sus recursos se vean disminuidos. Esto garantiza el derecho a la libertad de enseñanza, por un lado, y el de los chilenos de escoger dónde educar a sus hijos, por otro.

III. Resultados

Aplicando esta normativa, Chile ha alcanzado niveles altos en rankings internacionales, posicionándose como el mejor país latinoamericano en educación en el ranking PISA 2006, elaborado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE). Asimismo, 82,5% de su población en edad escolar se encuentra dentro del sistema educativo[4].

Vale la pena señalar que, posiblemente debido a la competencia que el sistema genera y al fomento que da a la inciativa privada, los costos de la educación en Chile son tales que han permitido que se alcancen estos resultados con un gasto público de solo el 3,4% del PIB en educación.[5] En Ecuador en el 2009 se uso el 4% para lograr obtener los actuales niveles de educación, en los que el 49% de los estudiantes hayan obtenido calificación de “insuficiente” en Matemáticas en las pruebas SER 2008[6].

IV. Ecuador

En Ecuador el sistema educativo no ha logrado los resultados deseados. Por tal motivo, al estudiar reformas para cambiar esta situación, valdría la pena considerar el caso chileno y otras propuestas similares que permitan que sean los propios usuarios del sistema quienes tengan el rol principal en decidir qué estudiar y cómo enseñarlo.

De la manera en que ha sido expuesta, la normativa chilena sobre educación pareciera ser una opción para Ecuador y podría responder a las necesidades específicas de la población. Esto por cuanto permitiría que los recursos públicos para educación se asignen de la manera que los propios ecuatorianos elijan, lo que obligaría a las escuelas y colegios públicos a trabajar de manera más acorde con las exigencias de las poblaciones que atienden[7].

——————————————————————————–

[1] Constitución Política de la República de Chile, art. 19, #10.

[2] Este tipo de sistema suele llamarse “cheque escolar”, y se aplica también con algunas variantes en Suecia, Irlanda, los Países Bajos, Hong Kong y algunos estados de EEUU.

[3] Por ejemplo, en cuanto a matemáticas en la educación secundaria, la Ley determina como objetivo únicamente “comprender y aplicar conceptos, procedimientos y formas de razonamiento matemático para resolver problemas numéricos, geométricos, algebraicos y estadísticos, y para modelar situaciones y fenómenos reales, formular inferencias y tomar decisiones fundadas.”

[4] Índice de Desarrollo Humano 2010, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

[5] Ídem.

[6] Al respecto, revisar ACE Nº 187: Distribución del Gasto Educativo.

[7] Por poner un ejemplo, el permitir que cada alumno cuente con su propia subvención para estudiar donde desee permitiría a los interesados la fácil formación de escuelas bilingües indígenas, sin que sea ya necesario que el Estado aporte para ellos fondos que dejen de ir a escuelas tradicionales.

Descargar le texto en PDF


José Piñera: Propuesta educacional

14:55 h | Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados

Propuesta Educacional de José Piñera

En texto


Domingo 12 de Diciembre de 2010

Encarcelan en Suecia al padre de Dominic Johansson que recibía educación escolar en el hogar

10:12 h | Homeschooling | chequeescolar | Comentarios cerrados

Hilary White

GOTLAND, Suecia, 11 de diciembre 2010 (Notifam) – Un tribunal sueco ha encarcelado el padre de un niño arrebatado por el Estado por haber llevado a su hijo a casa para una visita nocturna “no autorizada”, ha informado la Liga para la Defensa Legal de la Educación en el Hogar (HSLDA, por sus siglas en inglés). Christer Johansson, el padre de Dominic Johansson, está encerrado en la cárcel mientras espera un juicio a finales de este mes.

Johansson trasladó a su hijo de una visita supervisada para llevarlo a ver a sus abuelos y pasar una noche en casa. El miércoles 24 de noviembre el padre llamó por teléfono a la policía para informarles que él y Domenic podían ser encontrados en casa. Christer fue arrestado esa misma noche, y fue procesado y mantenido en custodia el siguiente viernes.

Al niño se le permite ver a su familia sólo una vez cada cinco semanas, en visitas de una hora y bajo la supervisión del Estado.

Christer Johansson está siendo juzgado por “sospechas de detención ilegal” o por “aplicar mano dura con un niño”. De acuerdo con el capítulo 4, sección 2 del Código Penal, esto es punible con prisión de un mínimo de un año y un máximo de diez.

Alejar a un menor de quince años de edad de los servicios sociales puede constituir un crimen contra la libertad o el delito de promover una huída y se castiga con multas o penas de prisión de hasta un año.

Pero el Estado no está llevando a cabo un juicio hasta que Johansson sea sometido a pruebas psiquiátricas. Según HSLDA, es habitual en Suecia que cuando los padres se oponen a la interferencia del Estado con sus hijos se disponga para ellos que sean sometidos a una evaluación y a un diagnóstico psiquiátricos. Los funcionarios pueden más tarde presentar esto como un motivo por el que ellos estaban justificados de poner a los niños al cuidado del Estado.

Mike Donnelly, un abogado especializado en casos internacionales con la HSLDA, ha comentado en el pasado que los Servicios Sociales de Gotland y los funcionarios estatales están tratando por igual de “borrar sus huellas” frente al escándalo internacional provocado por el caso.

Ruby Harrold-Claesson, una abogada de derechos humanos y presidente del Comité Nórdico para los Derechos Humanos se está encargando de la apelación de los familiares de Johansson ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Ella ha informado que le ha sido negado el acceso a Christer mientras él está en la cárcel.

Harrold-Claesson, que se especializa en la defensa de los padres suecos a quienes les han sido arrebatados sus hijos por el Estado, dijo en octubre “nunca en 20 años de práctica he visto un caso tan mal manejado. Esta familia ha estado tan traumatizada que es posible que ellos no se recuperen jamás”.

El 25 de junio de 2009, funcionarios del municipio de Gotland secuestraron a Dominic, en ese entonces de ocho años de edad, sacándolo sin orden judicial de un avión en el aeropuerto internacional de Arlanda en Estocolmo. Dominic y sus padres estaban en camino a la India para trabajar con un proyecto humanitario. Los Johanssons habían planeado colocar a Dominic en la escuela pública en la India.

Dominic fue llevado por la policía armada y entregado a funcionarios del Estado y luego ubicado en un hogar de crianza, donde ha permanecido desde entonces. Aunque los Johanssons no han sido acusados de ningún delito, un tribunal dictaminó en octubre que Dominic no podía ser devuelto al hogar familiar. Dominic fue llevado, con la excusa que tenía una caries sin tratar en sus dientes y que tampoco le habían sido aplicadas las últimas vacunas programadas por el gobierno.

Los Servicios Sociales de Gotland afirmaron que el niño exhibía una conducta “desviada” en la escuela, incluyendo que se reía y abrazaba a otros niños en la clase y los besaba en la mejilla. Afirmaron que Dominic “no sabe cómo relacionarse con niños de su edad”. Los trabajadores sociales, justificando su custodia permanente, dijeron a un tribunal que la educación de Dominic estaba “retrasada” y que a él le gustaba “jugar con niños de menor edad”.

En un informe sobre el caso, la HSLDA dijo: “Por supuesto, esto significa realmente que los trabajadores sociales creen que Dominic no debe ser criado por sus padres, simplemente porque el Estado tiene una opinión diferente de cómo se debe educar a los niños”.

Para ponerse en contacto con Servicios Sociales de Gotland:

sofi.rosenqvist @ gotland.se

caroline.palmqvist @ gotland.se

kristina.djerf @ gotland.se

marika.gardell @ gotland.se

Embajada de Suecia en Estados Unidos

Embajada de Suecia

2900 K Street, NW

Washington, DC 20007

EE.UU.

Teléfono: (202) 467-2600

Fax: (202)467-2699

Email:ambassaden.washington@foreign.ministry.se

Embajada de Suecia en Canadá

377 Dalhousie Street

Ottawa, ON

K1N 9L3

Phone: (613) 244-8200

E-mail: sweden.ottawa@foreign.ministry.se


Viernes 10 de Diciembre de 2010

PPE denunciará este viernes ante la OSCE la discrimación que sufren los objetores españoles a EpC

22:23 h | Educación para la Ciudadanía | chequeescolar | Comentarios cerrados


REDACCIÓN HO.- La agresión que sufren miles de familias españolas a causa de la imposición de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía (EpC) ha sido denunciada hoy por Profesionales por la Ética en la Reunión sobre Libertad de Religión o Creencia organizada por la Organización para la Seguridad y Cooperación Europea (OSCE), que ha tenido lugar en Viena.

Leonor Tamayo, responsable del área internacional de la asociación que preside Jaime Urcelay, ha expuesto que en España, a diferencia de lo que sucede en el resto de Europa, las asignaturas de EpC son obligatorias y evaluables y –según establecen los reales decretos que fijan sus currículos– están destinadas expresamente a “formar la conciencia” de los alumnos, introduciéndose en sus valores y en su intimidad personal y familiar.

Tamayo, que ha presentado en este foro internacional un exhaustivo informe del que forman parte algunos materiales didácticos gubernamentales para EpC y otros de editoriales que siguen las directrices del currículo oficial, ha resaltado el “asalto a la libertad” que representa ese grupo de materias, tal y como se han incorporado al sistema educativo no universitario en nuestra nación:

“La libertad está siendo atacada en España a través de Educación para la Ciudadanía, porque cuando un Gobierno impone su propia moral e ideología está discriminando a las personas que no la comparten. Se trata, por tanto, de un asalto a la libertad de religión y de conciencia”.

Así mismo, la representante de Profesionales por la Ética ha recordado que los padres españoles han plantado cara a esta agresión y han presentado 55 mil declaraciones de objeción de conciencia, para impedir que sus hijos asistan a las clases de estas asignaturas:

“Su batalla legal ha llegado al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo porque la imposición de Educación para la Ciudadanía en su versión española vulnera 4 tratados internacionales: la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención Europea sobre Derechos Humanos y Derechos Fundamentales, la Convención Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales y los Principios de Viena de la OSCE”.

Las conclusiones de la reunión de la OSCE, que ha durado dos días, reiteran el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones morales y religiosas y la obligación de los estados de mantener la neutralidad ideológica en la educación.


Jueves 9 de Diciembre de 2010

El cheque escolar aúna la libertad y la exigencia, claves del éxito educativo

18:35 h | Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados

ChequeEscolar.org: “Los nuevos datos sobre el nivel de la educación del Informe PISA son clarividentes respecto a la necesidad de poner en marcha este sistema en España”.


JUEVES, 9 DE DICIEMBRE DE 2010.- El Informe PISA, más allá de colocar a España en una lamentable situación en el conjunto de los países de nuestro entorno en lo que a calidad educativa se refiere, sitúa a la libertad y a la exigencia como las claves que permiten un mejor sistema de formación.
Así se refleja a juicio de José Castro, portavoz de ChequeEscolar.org, que ha analizado las razones que logran colocar a Finlandia como la nación con el sistema educativo ha obtenido una mejor valoración. “Si observamos con detenimiento el exitoso sistema educativo finlandés, hemos de concluir que se caracteriza por ofrecer, por un lado libertad, para los padres, libertad para los centros y libertad para los profesores y reclamar, por otro lado, un alto grado de exigencia a todos ellos. Con estos mimbres de éxito comprobado, la mejor opción posible es la implantación del cheque escolar”.
Aunque no es posible, ni acaso recomendable la implantación del sistema finlandés tal cual a España, a juicio de José Castro, “sí se debe avanzar en la consideración de su filosofía basada en la libertad y la autonomía, que en España sólo es posible con un adecuado sistema de financiación que respete esa libertad, aún en contra del proyecto ideológico del Gobierno de turno. Ese sistema es el Cheque Escolar, por el que los fondos se destinan en función de la elección de centro por parte de los padres”.
Claves del sistema finlandés

El sistema finlandés ofrece máxima libertad a los padres para la elección de centro, que se concreta en que “los fondos dedicados a la educación de sus hijos revierten en el centro escogido”, recuerda Castro.
Además, señala Castro, los centros “gozan de una libertad en Finlandia que desearíamos para España”, autonomía que el propio informe PISA recomienda vivamente y que está sometida a una continua evaluación interna y externa. Sin embargo, “¿será posible esto en España donde los poderes públicos determinan al 100% el currículum, los horarios, los centros financiados con fondos de los impuestos y todo lo relativo a la formación de nuestros hijos, incluso últimamente su comportamiento sexual y sus opiniones?”, expone el portavoz de ChequeEscolar.org.
En tercer lugar, en el sistema finlandés también los profesores tienen un gran margen de autonomía “conjugado con un importante prestigio social y de autoridad”, mientras que los alumnos “deben esforzarse, no sólo en las horas de clase, sino después, mediante la realización de los deberes diarios, cuestionados en ocasiones en España”, señala Castro.