jump to navigation

Jueves 28 de Octubre de 2010

El TSJ andaluz insta a la Junta a cubrir la demanda de ampliación del concierto educativo

16:04 h | Noticias | chequeescolar | Trackback

ChequeEscolar.org valora este dictamen esperanzador que puede abrir una línea jurídica para obligar a las administraciones a atender la demanda social, mientras defiende el cheque para garantizar la libre elección de centro.

MADRID, 28 DE OCTUBRE DE 2010.- El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha dictaminado, mediante sentencia, el derecho que un centro concertado tiene a que la Administración (en este caso, la Junta de Andalucía) respalde la ampliación del concierto a un colegio debido al aumento de la demanda social.

En concreto, el Colegio Inmaculada Niña, de Granada, solicitó a la Junta que ampliara el concierto de una nueva línea de Educación Infantil para el curso 2008/2009 y así poder atender la demanda de 52 solicitudes para 25 plazas. La Consejería de Educación denegó la ampliación del concierto alegando que no se cubrían necesidades de escolarización. Ahora ha sido condenada, no sólo a atender la demanda social, sino a hacer frente a las consecuencias económicas derivadas.

Como afirma José Castro, portavoz de la plataforma ChequeEscolar.org, “la decisión de la Junta solo se puede entender desde una mentalidad totalitaria que niega a los padres el derecho constitucional a elegir la educación de sus hijos”.

Afortunadamente, la sentencia del TSJA, “podría configurarse como la primera piedra de una línea jurídica que acabe con la injusta discriminación que, desde la mayor parte de las administraciones, se ejerce en la firma de conciertos educativos en contra muchas veces de la demanda social y de la libertad de los padres”, asegura Castro.

En cualquier caso, subraya el portavoz de ChequeEscolar.org, “sería mucho más sencillo y eficaz la implantación generalizada del cheque escolar, de tal forma que ya no harían falta los conciertos ni la decisión arbitraria del Gobierno de turno sino que bastaría la libre elección de los padres que escogerían el centro que debe ser financiado con los fondos públicos que la comunidad invierte en la educación de sus hijos”.