jump to navigation

Jueves 10 de Diciembre de 2009

Los objetores a EpC de Castilla y León denuncian la “complicidad” entre el Gobierno y la Junta regional

19:28 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias,Objeción de conciencia | chequeescolar | Trackback

Cuando más de 430 niños han sido eximidos por el TSJCyL, las familias de muchos otros no pueden acudir a la Justicia porque el Ejecutivo de Herrera no responde a sus objeciones.

Eva Almunia y Sánchez Pascuala

REDACCIÓN HO.- Las plataformas de padres objetores de Castilla y León han hecho público hoy un comunicado conjunto en el que resaltan que, a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia de la región (TSJCyL) sigue amparando a los alumnos con sentencias que reconocen el derecho a objetar a Educación para la Ciudadanía (EpC), la Junta presidida por Juan Vicente Herrera “sigue mirando para otro lado, dejando desamparados a gran número de objetores”.

Atrás quedan las declaraciones de los responsables políticos de Castilla y León que, de cara a la galería, aseguraban que EpC tenía “mucha doctrina” (expresión del propio presidente Herrera) o que era una asignatura “ideologizante” (así la calificó el viceconsejero de Educación Sánchez Pascuala). El presidente Herrera llegó a decir, tal como recogieron distintos medios en marzo del 2008, que, a su juicio, las administraciones públicas “deben reconocer” el derecho a la objeción de conciencia.

La realidad es -como denuncian las familias objetoras de la Comunidad- muy diferente y lo cierto es que la postura de la Junta de Castila y León en el conflicto de EpC es idéntica a la de cualquiera de los defensores de las polémicas materias escolares.

Y todo ello a pesar de que ya son 207 las sentencias dictadas por el TSJCyL que eximen de cursar EpC a más de de 430 niños de Salamanca, Soria, Valladolid, Burgos, Ávila, León y Zamora. Sin embargo, muchos otros objetores a EpC no podrán obtener ese amparo judicial a causa de la actitud de la Consejería de Educación castellanoleonesa, que ha asegurado que no va a proteger a los alumnos objetores a pesar de que podría hacerlo simplemente cursando una instrucción.

Por si esto fuera poco, el viceconsejero de Educación, Sánchez Pascuala anunció el pasado 30 de noviembre que los alumnos objetores que no estén protegidos por sentencia judicial “perderán la evaluación continua y suspenderán esta asignatura”. Las familias objetoras consideran esto como una amenaza en toda regla a aquellos alumnos que la propia Consejería ha dejado en situación de indefensión, tal como han dejado bien claro los magistrados del TSJCyL en las diferentes sentencias sobre objeción a EpC. Sus señorías han advertido que “las autoridades educativas autonómicas podrían haber entendido existentes los derechos reclamados, y en consecuencia hacer efectivo su respeto”.

Pero la Junta de Castilla y León no protegió en su momento a los objetores y sigue sin hacerlo ahora, a pesar de las más de 200 sentencias favorables a los que se oponen a esta EpC.

Marisa Pérez Toribio, presidenta de Soria Educa en Libertad, denuncia la “complicidad” entre el Ministerio y la Junta regional:

“La actitud de la Consejería de Educación, con la complicidad del presidente de la Junta, no se diferencia en nada de la de cualquier Comunidad gobernada por el Partido Socialista. Tal vez por ello se podía ver el otro día tan contentos y con tanta complicidad al viceconsejero Sánchez Pascuala y a la Secretaria de Estado de Educación, Eva Almunia. Ambos tienen lo que parece que quieren: el Ministerio a gran número de objetores sin amparo judicial y amenazados por la Consejería, y el viceconsejero las alabanzas de Eva Almunia a las que sabrá sacar partido, sin duda”.

De hecho, en el transcurso de la Comisión General de Educación del Ministerio, que tuvo lugar el citado día 30 de noviembre en Soria, la secretaria de Estado de Educación alabó la actuación de la Junta de CyL y dijo que “ha actuado de forma correcta con respecto a esta asignatura”.

Las plataformas denuncian así mismo que “el viceconsejero Sánchez Pascuala aprovechó también la ocasión para falsear una vez más las cifras de objetores a los que les toca cursar este año la asignatura. Así, Sánchez Pascuala aseguró que hay 94 escolares en la Comunidad que no cursan la asignatura, de los cuales sólo 36 tienen sentencia favorable”.

Pérez Toribio desmiente con rotundidad esas cifras:

“Los padres estamos acostumbrados a actuaciones de este tipo por parte de la Consejería. Desde el principio han jugado a minimizar la objeción falseando las cifras. Estos datos que da el viceconsejero no responden a la realidad. Solamente en Valladolid hay fuera de clase con sentencia 35 niños, de los que tengan constancia las plataformas de padres, así que podemos hacernos una idea de la desproporción de los datos aportados por Sánchez Pascuala”.

Por último, los padres objetores a EpC de Castilla y León reiteran que continúan firmes, manteniendo su postura y acudiendo a los tribunales. Mientras, el gobierno regional ha quedado en evidencia tras las sentencias del TSJCyL. El que resiste, gana; y de momento los padres castellanoleoneses ganan la batalla