jump to navigation

Sábado 28 de Noviembre de 2009

Otras 10 sentencias del TSJCyL eximen de cursar EpC a 41 niños burgaleses

13:09 h | Libros,Noticias | chequeescolar | Trackback

Ya son 396 los menores amparados por 192 resoluciones del Alto Tribunal.

REDACCIÓN HO.- Tras las 182 resoluciones similares que hasta ahora había dictado la Sección de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) con sede en Valladolid, la Sección radicada en Burgos ha dictado en los últimos días 10 sentencias que exoneran de cursar las asignaturas de Educación para la Ciudadanía a 41 niños, todos ellos vecinos de la provincia burgalesa. De ello ha informado hoy Burgos Educa en Libertad por medio de un comunicado.

El Alto Tribunal ha reiterado una vez más que, en el caso de ser obligados a recibir esas asignaturas pese al expreso rechazo en conciencia por parte de sus familias, los alumnos correrían un “riesgo exorbitante que los padres no vienen obligados jurídicamente a soportar ni a esperar se cristalice, de invasión, injerencia o inmisión en la esfera de privacidad que el artículo 27.3 CE les reserva en cuanto a la formación religiosa y moral de sus hijos”.

En su nota, la plataforma objetora burgalesa felicita a todos los padres objetores “que con tanta tenacidad y valentía han luchado por defender la educación moral de sus hijos, a la cual tienen derecho según la Constitución Española y según su libertad de conciencia”, como ha reconocido nuevamente el TSJCyL.

Ya son casi 400 niños los amparados por las sentencias del TSJCyL

Después de las 10 resoluciones que amparan a niños burgaleses, las dos secciones de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJCyL han dictado hasta la fecha de hoy 192 fallos que eximen de la obligación de cursar EpC a 396 hijos de familias objetoras de cinco de las provincias de la región.

En Salamanca residen 82 de esos niños, amparados por 38 resoluciones. A familias de Soria afectan 71 sentencias que eximen a 109 menores. 155 son los alumnos de Valladolid a los que 71 fallos permiten no dar EpC. 9 niños abulenses han sido exonerados mediante 2 sentencias y, como se ha apuntado ya, 41son los menores de Burgos beneficiados por las, por ahora, últimas 10 sentencias.

Valoraciones jurídicas

Antonio Mª Peña, abogado que ha representado a las familias afectadas por estos fallos judiciales, hace hincapié en que, aunque las sentencias exoneran formalmente a esos 41 niños en concreto, sus argumentaciones jurídicas atañen a todos aquellos que consideren como opción personal la objeción de conciencia contra EpC.

El letrado ha explicado que “para llegar a esta conclusión no hay más que leer las sentencias, que desgranan con precisión cada punto del desarrollo curricular” de EpC, que “conlleva injerencia en el ámbito moral”, algo que los padres “no están obligados a soportar”.

Así mismo, ha recomendado la lectura atenta del texto de alguna de estas resoluciones del TSJCyL tanto a los profesores de EpC como al presidente Herrera y a los responsables de Educación, a quienes ha reprochado que se obstinen en no extender los efectos de las sentencias a todos los alumnos objetores. Esta actitud de la Administración autonómica supone establecer unas injustificadas “diferencias entre alumnos en idéntica situación”, lo que a su juicio es “anticonstitucional”.

Las sentencias a cuya lectura invita Peña los máximos responsables de la política educativa regional ponen de manifiesto la dejación de funciones de la Junta, que podía haber evitado a las familias acudir a los Tribunales, puesto que, según el TSJCyL, en el uso de sus competencias “las autoridades educativas autonómicas podrían haber entendido existentes los derechos reclamados, y en consecuencia hacer efectivo su respeto”.

Denuncian una “situación de indefensión”

Por otra parte, la Burgos Educa en Libertad denuncia “la situación de indefensión” en la que la Junta de Castilla y León ha dejado a muchos padres burgaleses al no contestar a sus declaraciones de objeción de conciencia a EpC y, por tanto, no permitirles acudir a los tribunales. “Lo hicieron -recuerdan- en base a que, según dijeron, extenderían las medidas que tomaran los tribunales a todos los objetores, cosa que ahora no han hecho, provocando esta indefensión. Por tanto nos mintieron y ahora no asumen su responsabilidad”.

Para la plataforma burgalesa, “lo más escandaloso” es que sus gobernantes “siguen defendiendo la EpC del Gobierno”, fijada en los reales decretos de desarrollo de la LOE. “Incluso una vez que el Tribunal competente en Castilla y León se ha pronunciado con esta claridad, la Consejería sigue despreciando a las familias al negarse a extender el fallo de las sentencias al resto de los alumnos objetores, los que aún esperan su sentencia, los que no han podido aún acudir al Tribunal a defender su derecho puesto que la Junta de CyL les ha impedido hacerlo al no contestar siquiera a sus escritos de objeción de conciencia, y los que quieran, a partir de ahora, acogerse al derecho a la objeción de conciencia”, añade el comunicado.

La entidad representativa de los objetores burgaleses considera también que “los responsables de la Junta no pueden seguir engañando a la opinión pública con falsos recortes de contenidos polémicos, cuando el Tribunal castellanoleonés ha afirmado que la EpC de Castilla y León es absolutamente coincidente con los del Gobierno central”. “Por tanto -añade-, estas asignaturas son igual de adoctrinadoras en Castilla y León que en las comunidades autónomas gobernadas por el PSOE”.

Pero no acaban ahí los reproches de los objetores:

“Ante la pasividad de los señores Mateos y Sánchez Pascuala (consejero y viceconsejero de Educación respectivamente), los padres objetores de Castilla y León hemos reclamado al Presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, que dirija personalmente este asunto, cese a los responsables de la Consejería de Educación y reciba a los padres para escuchar sus demandas y resolver esta lamentable situación. Cosa que no ha ocurrido a día de hoy, en el que se sigue presionando desde los centros e incluso desde la propia Inspección a los alumnos mediante amenazas. Por ello hemos remitido una nueva carta a nuestro presidente exponiéndole la situación ya que parece no darse cuenta de lo que pasa en su propia Comunidad en el ámbito educativo