jump to navigation

Domingo 23 de Noviembre de 2008

El TSJA dicta tres nuevas sentencias que reconocen el derecho a objetar a EpC

2:01 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias | chequeescolar | Trackback


Objetores andaluces a EpC

Uno de los alumnos que quedan exentos en las polémicas asignaturas es
un estudiante de Córdoba cuyos padres denunciaron que era acosado por
la dirección y por parte del profesorado de su instituto.

REDACCIÓN HO y ABC.- La Sala de lo Contencioso-Administrativo del
Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha dictado tres
nuevas sentencias que reconocen el ejercico de la objeción dde
conciencia frente al conjunto de asignaturas conocidas genéricamente
con el nombre de Educación para la Ciudadanía (EpC). Con ellas ya son
22 las emitidas por el Alto tribunal andaluz en amparo de las familias
objetoras de la comunidad.

Según informa hoy el diario ABC en un artículo
firmado por Paz del Campo y María Roso, una de las tres nuevas
resoluciones tiene una significación especial, porque reconoce el
derecho de objeción a una familia de la provincia de Córdoba que había
sido objeto de acoso, tanto los padres como su hijo, por parte de la
dirección y del profesorado del instituto en el que estudia. Esta
familia estaba siendo objeto de una continúa presión, según explicó el
abogado de los padres recurrentes, Carlos Seco.

El alumno, que se encuentra cursando actualmente 4.º de ESO, ya
había dejado de ursar la EpC en 3.º, de la que no fue evaluado por
contar con medidas cautelares acordadas por el TSJA hasta que se
dictara sentencia, lo que acaba de hacer.

Como informó HO
el pasado 29 de octubre, la plataforma Córdoba Educa en Libertad había
denunciado en las primeras semanas del actual curso académico que en
esa provincia había cinco “casos límite” de alumnos hijos de objetores
a EpC que estudian en institutos públicos, que estaban siendo acosados
verbalmente por los profesores para que desistieran de su postura y
entraran en las clases de esas materias, contravieniendo la decisión
adoptada por sus padres.

La entidad objetora relataba entonces que todo empieza citando a los
padres del alumno para advertirles de que su hijo es el único objetor
en el centro, que va a estar marcado, que será considerado un
absentista y que suspenderá la materia. Si eso no funciona, comienza lo
que la plataforma denomina un acoso verbal al menor. “Les cuestionan
que por qué no entran, que si tienen miedo, les dicen que lo que se da
en la clase no es pecado, que su actitud es ridícula, que se van a
quedar solos y sus compañeros se van a reír de ellos”, revelaba su
presidenta en aquellas fechas. Córdoba Educa en Libertad manifestaba,
además, que los institutos se limitaban a seguir las instrucciones de
la Junta, aunque la delegada provincial de Educación, Antonia Reyes,
negó en su momento las acusaciones. 

En estas tres recientes resoluciones, el TSJA reconoce el derecho de
las familias a objetar a todas las materias que se integran en el Área
de Educación para la Ciudadanía, y que engloba tanto a la asignatura
que en Andalucía se cursa en 3.º de ESO bajo la denominación de
Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, como la que se
cursa en 4.º de ESO con el nombre de Educación Ético-Cívica.

Carlos Seco ha manifestado que “la sentencia ampara a esta familia
objetora, de modo que la dirección del centro no puede seguir
amenazándola con abrirle un expediente disciplinario a su hijo, e
incluso con expulsarle del instituto”.

“Confio  en que este alumno deje de ser objeto de burlas y de ser
ridiculizado delante de sus compañeros, y me gustaría saber qué dice
ahora el profesor que le increpó, diciéndole: ‘Puedes entrar en clase
que no es pecado’. La situación, que provocó las carcajadas del resto
de alumnos, fue motivo del malestar de la familia, cuyo padre se puso a
llorar por teléfono, diciéndome que la situación le estaba superando.
Ahora, tanto los padres como el alumno gozan de la protección de los
Tribunales”, ha añadido.