jump to navigation

Lunes 24 de Noviembre de 2008

Benigno Blanco sobre EpC: “Vamos ganando por goleada”

0:02 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias | chequeescolar | Trackback


Benigno Blanco

El presidente del Foro de la Familia repasó en Barbastro la actualidad del movimiento objetor, defendió el valor de la familia e hizo un alegato en defensa de la vida.

REDACCIÓN HO y ARAGÓN LIBERAL.- Unas 150 personas se dieron cita ayer, 22 de noviembre, en el centro de Congresos de Barbastro convocados por los padres objetores de la ciudad del Vero, pertenecientes a la plataforma ‘Epc? Aragón va a ser que no’, para escuchar la conferencia “Tu hijo importa: elige su educación”, impartida por el presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco. De ello da cuenta Aragón Liberal, en un artículo firmado por Fermín Civiac.

Entre los asistentes, además de padres y madres de la ciudad de Barbastro, había algunos padres llegados de municipios vecinos, como Monzón o Huesca. Al acto también se desplazaron representantes del movimiento objetor de Zaragoza y entre el público pudo verse a algún político del PP, como el diputado Angel Pintado, habitual en este tipo de actos.

Presentó el acto Joaquín Polo, portavoz de la plataforma de padres objetores, quien repasó las cifras de objeciones de conciencia que se han presentado hasta el momento, 50.000 en toda España y 700 en Aragón. Denunció el ambiente hostil y las amenazas recibidas de la administración educativa y de la federación de APAS y se mostró dispuesto a “seguir luchando hasta que se reconozcan nuestros derechos”.

Los derechos de los padres se ven vulnerados por EpC

Según Blanco, el derecho a la objeción de conciencia frente a EPC es una consecuencia del derecho que tienen los padres a la educación moral de sus hijos. Este derecho “es anterior a la Constitución y a cualquier declaración de derechos”.

“Los padres somos los únicos que podemos decidir el contenido moral de la educación de nuestros hijos porque les queremos. Por amor a nuestros hijos les debemos transmitir lo que creemos que les va a ayudar a ser felices. Les enseñamos a identificar y valorar lo bueno y a rechazar lo malo. Tenemos que enseñarles a identificar y a preferir aquellas cosas dignas de ser queridas”, afirmó el presidente del FEF, quien también defendió la necesidad de que eduquemos a nuestros hijos diciéndoles la verdad.

“Nuestros hijos tienen derecho a que les digamos la verdad no podemos decirles que es bueno lo malo ni viceversa. Luego, nuestros hijos usando la libertad harán una cosa u otra. Debemos mostrarles la belleza de la verdad, con paciencia, con cariño (…) y no vamos a consentir que les engañen, que les muestren como natural, como verdadero, lo que es falso. Educar es favorecer que el niño extraiga de sí mismo lo mejor de su potencialidad”, añadió.

Blanco comentó que el ambiente cultural predominante es de desorientación, porque las fuentes de la cultura occidental (entre las que citó el racionalismo de la filosofía griega, el derecho romano y la dignidad de la persona de la tradición cristiana) se han secado hace mucho tiempo. A su juicio, los modelos culturales actuales, de los que la Epc es un exponente, basados en el relativismo moral, la ideología de género y el positivismo jurídico, están abocados al fracaso igual que fracasó el comunismo o el nazismo, por ser radicalmente contrarios a la naturaleza del hombre. Pero mientras llega el momento del reconocimiento de este fracaso, tenemos que oponernos a este modelo cultural. En este sentido afirmó que “hay educadores de colegios públicos y privados y padres que han interiorizado el relativismo y, en nombre de una falsa tolerancia, ya no proponen a los niños un referente moral claro. Hay educadores que piensan que imponer un referente moral es negativo o que puede traumatizar”.

Respecto a la EpC, dijo que actualmente es la principal amenaza a la familia, no tanto por los contenidos que tiene, sino sobre todo porque el Estado, al implantar esta asignatura como lo ha hecho, se atribuye la competencia de educar moralmente a nuestros hijos en los valores que el gobierno de turno decida. La EpC, según Blanco, supone expropiar a los padres el derecho que tienen a educar a sus hijos, que es algo consustancial a la existencia misma de la familia. La objeción de conciencia no es, por tanto, un fin en sí mismo, sino una herramienta para oponernos a esta pretensión.

El presidente del FEF dio un repaso a la situación de la objeción de conciencia y se refirió a la judicialización del asunto. “En todas las comunidades autónomas (salvo en Madrid, donde se reconoce el derecho a la objeción de conciencia) ha habido numerosos pronunciamientos (autos y sentencias) favorables a la objeción de conciencia y a los derechos de los padres”.

Valoró muy positivamente la reciente sentencia de Huesca por la que se reconocía el derecho a la objeción de unos padres oscenses. Aseguró que “es una sentencia que recoge todos nuestros planteamientos. Esta sentencia, junto a otras de toda España, va a influir en que la doctrina del Tribunal Supremo se decante a favor de los derechos de los padres”. A pesar de que ha habido alguna sentencia en contra de la objeción de conciencia (“lo contrario sería un milagro”, reconoció) proclamó que en la batalla judicial “vamos ganando por goleada”.

Elogió el trabajo desinteresado de cientos de abogados y procuradores que en toda España están defendiendo a los padres objetores en los tribunales y animó a los padres a que sigan luchando contra la EpC y a trabajar para extender la objeción de conciencia. También destacó la importancia de que los padres se asocien y organicen actos como éste y comparezcan ante la sociedad para hacer oír su voz.

Defensa de la familia y del derecho a la vida

Benigno Blanco concibe la familia como una institución que se fundamenta en la unión de un hombre y una mujer y que constituye el hábitat ecológico idóneo para transmitir la vida y para criar y educar a los hijos. “Las familias aportan mucho a la sociedad”, aseguró. “La entrega gratuita y la preocupación de unos por otros es el fundamento de la sociedad. Cuando el Estado ha querido proveer unos servicios”, dijo refiriéndose a la ley de la dependencia, “que habitualmente prestaba la familia, se ha encontrado que el esfuerzo presupuestario es altísimo”.

A pesar de las leyes que atacan a la familia, se refirió a la facilidad para divorciarse en España diciendo que “es más fácil y rápido divorciarse que darse de baja de algunas compañías de telefonía”, se mostró optimista y dijo  que “la institución de la familia es indestructible”. La familia ha pasado por muchas visicitudes durante la historia de la humanidad, pero lo que es nuevo es que haya un movimiento ideológico que se dedique a hablar mal de la familia y a proponer leyes que buscan destruir los vínculos y la naturaleza de la misma.

Por último, también habló del aborto. En concreto se refirió a la iniciativa Red Madre como un proyecto cuyo objetivo es “que no haya ni una sola mujer que por falta de ayuda y apoyo vea el aborto como su única salida ante un embarazo inesperado”.

1. Agustin Pazos Jueves 27 de Noviembre de 2008 | 11:58 h

Es lo más claro y animante que he leido sobre el tema, entre otras cosas, porque no cae en partidismos. Pienso que este asunto esta por encima de planteamientos políticos de corto alcance, electoralistas, y pertenece al ámbito de la autodefensa de la sociedad civil frente a los poderes públicos cuando éstos se extralimitan en el ejercico de sus funciones. Enhorabuena.