jump to navigation

Miércoles 30 de Julio de 2008

El TSJ suspende el modelo de la Generalitat para impartir Educación para la Ciudadanía

9:07 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias | chequeescolar | Trackback

La asignatura se podrá cursar en inglés pero no aprobar con un trabajo

Maite Ducajú, Valencia

La orden de la Conselleria de Educación que regula la forma de organizar la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía y de los Derechos Humanos en la Comunitat ha sido suspendida de forma cautelar, y parcialmente, por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

La Sala de lo Contencioso-Administrativo dio a conocer ayer dos autos, resueltos por unanimidad, por los que acepta varios aspectos de los recursos presentados por del Ministerio de Educación y el sindicato Comisiones Obreras. El Gobierno de España, sin embargo, no discutía la posibilidad de impartir en inglés, cuestión que si era rechazada por la organización de trabajadores.

De esta forma, los alumnos de segundo curso de Educación Secundaria Obligatoria de los centros valencianos sostenidos con fondos públicos recibirán el nuevo curso la totalidad de los contenidos de esta materia -como ocurre en cualquier otra asignatura obligatoria- y no podrán elegirlos. El TSJ no acepta la opción B regulada en la orden de la conselleria, que consistía en la realización de un trabajo trimestral ni que se evalúe los conocimientos de inglés. En cambio, no se pronuncia sobre la posibilidad de que los profesores la impartan en esta lengua extranjera como establece la norma valenciana.

«El alumno que optara por la opción B prevista en la orden no accede a todos los contenidos y objetos de la materia» por lo que «no se alcanzan los objetivos del currículo, tal y como exige la legislación básica» del Estado, señalan los jueces.

El TSJ afirma que tiene «serias dudas» sobre «la competencia del conseller de Educación de la Generalitat para establecer esta opción pedagógica (B) al ser una materia curricular y obligatoria y, considerando que su ejecución causaría daños de imposible o difícil reparación en los alumnos que la eligieran, pues no habrían cursado la asignatura sino los temas previamente elegidos por los padres o tutores, por lo que de estimarse el recurso, estos alumnos deberían repetir la materia para alcanzar sus objetivos».

De hecho, los jueces -que no entran a valorar la posibilidad de objetar- explican que «lo que se protege con esta medida es el interés público en el modo de impartición» de esta asignatura, señalan en el auto, en el que se afirma que al acordar la suspensión de la orden «se pondera que los perjuicios de la misma despliegan su virtualidad y son efectivos a partir del inicio del curso escolar (septiembre de 2008), siendo poco probable que el tribunal pueda tramitar y dictar sentencia sobre el fondo del asunto con anterioridad al mes de mayo de 2009».

Asimismo, reconoce que la Comunitat «puede en principio, pues tiene competencias para ello, establecer que una materia curricular se imparta en inglés, pero no es posible la doble evaluación de la materia pues el currículo de Educación para la Ciudadanía -ministerial- no recoge criterios de evaluación relacionados con la competencia en inglés».

Además, asegura que «se plantean serias dudas al Tribunal sobre la legalidad de la doble evaluación de la asignatura: una referida a la materia; otra vinculada a la adquisición de destrezas lingüísticas de un idioma no oficial pudiendo suceder que si el alumno no progresa en sus conocimientos en inglés no pueda superar la asignatura de Ciudadanía, suponiendo esta doble evaluación una clara interferencia en el proceso racional de adquisición de los conocimientos» de la materia principal.

Por lo que decreta suspender el párrafo «teniendo en cuenta, en todo caso, el grado de adquisición de competencias básicas de lengua inglesa» del apartado 1 del artículo 5 de la orden.

Levante-emv.com