jump to navigation

Jueves 24 de Julio de 2008

El gobierno riojano decide reconocer las objeciones a EpC

17:07 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias | chequeescolar | Trackback


Alumnos objetores

Tras las numerosas sentencia del TSJR que reconocen el ejercicio del derecho a objetar en conciencia frente a las asignaturas de Educación para la ciudadanía, el ejecutivo regional rectifica sus planes iniciales.

REDACCIÓN HO.- El gobierno de la Comunidad Autónoma de La Rioja ha hecho público hoy un comunicado en el que manifiesta que, acogiendo la tesis de las sentencias del TSJ, va a estimar las objeciones de conciencia en vía administrativa.

El pasado día 15, tras las primeras resoluciones favorables de la Sala de lo Contencioso-Administrarivo del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja (TSJR), la Oficina del Portavoz del Gobierno publicó una nota de prensa en la que anunciaba que generalizaría entre los objetores que no estuviesen amparados por ninguna resolución judicial la aplicación de medidas cautelares, pero sin reconocer las objeciones. La Administración Autonómica remitía a las familias objetoras al reconocimiento de ese derecho por vía judicial.

Desde aquella fecha, el TSJR ha seguido resolviendo y notificando sentencias favorables a las familias objetoras que habían recurrido ante él la denegación acordada por la Consejería e Educación, hasta la suma provisional de veintiuna.

A la vista de cómo se desencadenan los acontecimientos, hoy, 24 de julio, la misma Oficina ha emitido este comunicado:

Educación eximirá a los alumnos objetores de asistir a clase y ser evaluados de ‘Educación para la Ciudadanía’ mientras no haya sentencia definitiva

La Consejería de Educación admitirá las objeciones de conciencia que se presenten contra el conjunto de asignaturas englobadas bajo la denominación de ‘Educación para la Ciudadanía’ y eximirá a los alumnos de asistir a las clases y de ser evaluados en dichas materias, sin perjuicio del pronunciamiento definitivo del Tribunal correspondiente sobre la cuestión.

Esta decisión se ha tomado a la vista de las recientes sentencias del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja (TSJR) que dan la razón a las familias objetoras, así como después de escuchar las opiniones de los colectivos de padres afectados.

De acuerdo a esta decisión, los padres contrarios a esta asignatura deberán presentar en la Consejería de Educación una nueva solicitud de objeción de conciencia. En esta petición formal, los padres asumirán las posibles consecuencias que pudieran derivarse de sentencias desfavorables.

Por su parte, CONCAPA-Rioja, una de las asociaciones que han mantenido con el gobierno de la Comunidad las conversaciones a que alude la propia nota, ha valorado la decisión mediante la publicación de otro comunicado, que transcribimos en su integridad:CONCAPA-RiojaCONCAPA-Rioja


Ante el reciente anuncio de la Consejería de Educación en el que se hace pública la intención de estimar las Objeciones de Conciencia frente a Educación para la Ciudadanía, desde CONCAPA RIOJA

1.- Mostramos nuestra plena satisfacción con esta decisión del Gobierno de La Rioja mediante la que se contribuye inequívocamente al mandato constitucional de garantizar a las familias la educación de sus hijos conforme a sus propias convicciones (Art. 27.3 CE)

2.- Animamos a todas las familias riojanas contrarias a que el Estado sea quien señale los valores morales en que deben ser educados nuestros hijos, a que presenten ante la Consejería de Educación su objeción de conciencia frente a estas asignaturas mediante el formulario que en breve estará disponible en www.concaparioja.es

3.- Invitamos al resto de Comunidades Autónomas a que, siguiendo el ejemplo del Gobierno de La Rioja y en cumplimiento del mandato constitucional antes citado, estimen las objeciones de conciencia sin obligar a las familias a acudir a los tribunales en amparo de sus Derechos Fundamentales más básicos.

4.- Requerimos, de nuevo, al Gobierno de España para que dejando de lado sus evidentes pretensiones ideologizantes y en cumplimiento de los principios democráticos más esenciales modifique -a través del consenso real y efectivo- los contenidos de estas asignaturas eliminando todo aquello que -conforme ha dispuesto el TSJ de La Rioja- vulnera nuestros derechos fundamentales.

5.- Deseamos que este nuevo triunfo de la sociedad civil contribuya a la consecución de un gran pacto social sobre educación del que nazca un nuevo sistema educativo de mayor calidad, libre y democrático; y en el que la participación de las familias sea realmente efectiva.

6.- Agradecemos a las familias riojanas que -mediante un ejemplar ejercicio de verdadera ciudadanía democrática- presentaron su objeción de conciencia y acudieron a los Tribunales en defensa de sus derechos.