jump to navigation

Viernes 2 de Mayo de 2008

El PP ofrecerá al PSOE mantener Ciudadanía a cambio de suprimir su «contenido ideológico»

12:05 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias,Sala de prensa | chequeescolar | Trackback

El portavoz ‘popular’ de Educación en el Congreso plantea este cambio de postura tras el fallo del TSJA

MADRID.- El PP tratará de llegar a un acuerdo con el PSOE sobre la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos. El anuncio, presentado como una oferta, lo lanzó ayer Juan Antonio Gómez Trinidad, el nuevo portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados, que se constituye el próximo lunes.

Este giro copernicano en el PP, que hasta ahora reclamaba la eliminación de la asignatura, pasa por aceptar que se imparta la materia programada por la Ley de Educación del Gobierno socialista a condición de que se retiren de ella los contenidos que el PP -en coincidencia con la Iglesia- considera «ideológicos».

El objetivo, señaló el diputado a Efe y Europa Press, «evitar tensiones» y «que haya tranquilidad» porque, «con un contenido ideológico como el de esta asignatura, como mínimo, se iba a dividir a la sociedad».

«Lo mas oportuno -señaló Gómez Trinidad- es, si no retirarla, sí hacer un replanteamiento de sus contenidos». «Así se lo vamos a proponer al partido socialista; no se puede convertir en objeto continuo de litigio algo que afecta a la educación de todos los ciudadanos», añadió.

El portavoz popular de Educación en el Congreso asegura que, cuando se constituya la Comisión de Educación en la Cámara, la semana que viene, su grupo tratará de llegar a acuerdos con los socialistas en materia educativa y pedirá centrar EpC en «el conocimiento de nuestro marco legal y jurídico», lo que, para el PP, pasaría «inevitablemente por tirar por la borda el planteamiento partidista e ideológico».

A juicio de Gómez Trinidad, hay que reforzar determinados contenidos que están en estos momentos «ausentes» de la educación, como la Constitución Española o los Derechos Humanos, «sin que ningún padre vea amenazada la educación de sus hijos por motivos ideológicos».

El nuevo portavoz considera «fundamental» que se preserve la libertad de los padres a elegir la educación y «los contenidos éticos, que son fundamentalmente responsabilidad de la familia».

La sentencia de Andalucía

Este radical cambio de postura en el PP no se entendería sin la sentencia que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía dictó el pasado miércoles en respuesta a uno de los recursos planteados por padres sevillanos contra Ciudadanía.

Los jueces declaran inconstitucionales y nulas algunas expresiones contenidas en el desarrollo que la Junta de Andalucía hace de la materia y piden al Tribunal Supremo que se pronuncie sobre la ilegalidad de algunas pretensiones ideológicas apreciadas en los reales decretos aprobados por el Consejo de Ministros marcando las pautas de desarrollo de la asignatura.

Sin embargo, como observaron el Ministerio de Educación y la Junta de Andalucía, la sentencia ni afecta a la LOE ni a la obligatoriedad de impartir la asignatura -aunque el Gobierno andaluz piense recurrir igualmente el fallo con el apoyo del Ejecutivo central-.

El fallo del TSJA -con el voto particular en contra de dos de los cinco jueces- señala que EpC «vulnera el principio de neutralidad ideológica de los poderes públicos», en contra del derecho que consagra la Constitución (art. 27.3) a los padres para que elijan la formación religiosa y moral de los hijos.

Respecto a las órdenes del Gobierno andaluz que desarrollan la materia declara nulas las expresiones referidas al «género» y a la «diversidad de opciones vitales» (entendidas como sexuales por los demandantes y por los jueces), así como la pretensión de otorgar a la escuela la necesidad de contribuir a la «compleja construcción de la identidad» del adolescente.

Ayer, Gómez Trinidad aplaudió la sentencia porque, según dijo, los jueces andaluces «también dan la razón al PP» y refuerzan la posición del partido frente al planteamiento que el PSOE hizo de esta asignatura desde el principio. Asimismo, manifestó que el fallo judicial garantiza los derechos individuales y el de objeción de conciencia a Educación para la Ciudadanía.

Junto a la de este diputado, la única voz del PP que ha comentado la sentencia del TSJA ha sido la del dirigente popular en Andalucía, Javier Arenas, que el miércoles reclamó a Manuel Chaves que retire Ciudadanía de las aulas. Nada que ver con la nueva vía abierta.

Esta semana, la Confederación Católica de Padres y la Unión Democrática de Estudiantes, ambas con representación en el Consejo Escolar del Estado, remitieron una carta a Mariano Rajoy, en la que criticaban la falta de unidad de los gobiernos autonómicos populares frente a la asignatura. Por ejemplo, en comunidades como Madrid, se alienta a la objeción; en otras, como La Rioja o Castilla y León, no se permite.

Por ello, según informó EL MUNDO, las asociaciones pidieron a Rajoy que «imponga un mismo criterio», sobre todo, a la hora de plantear la objeción de conciencia.

La asignatura, que ya se enseña en Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Cataluña, Extremadura y Navarra, tendrá que impartirse en el resto del país el próximo curso.

En Andalucía, donde el TSJA avaló el derecho a objetar recientemente, el vicepresidente primero de la Junta y consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, aseguró ayer que la nueva sentencia «toca de forma muy tangencial la cultura de la normativa que va a regir su aplicación en el próximo curso», por lo que «no paraliza» su proceso de implantación. Además, consideró que existe una «cruzada de los sectores más reaccionarios de Andalucía dirigida entre bambalinas por el PP» contra la nueva materia.