jump to navigation

Miércoles 30 de Abril de 2008

Profesionales por la Ética reclama al MEC la retirada de EpC

21:26 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias,Opinión | chequeescolar | Comentarios cerrados

PPE

PPE considera que, con su decisión de anular parcialmente el desarroollo autonómico de la asignatura, el TSJA torpedea ‘Educación para la ciudadanía’ y refuerza el movimiento objetor.

REDACCIÓN HO.- Ante la declaracion judicial del caracter ideologico de la asignatura, el MEC debe retirar la asignatura. Así lo reclama Profesionales por la Ética (PPE) en un comunicado hecho público en la tarde de este miércoles.

En él se afirma que la sentencia del TSJA conocida hoy confirma de nuevo la naturaleza ideológica de ‘Educación para la ciudadanía’, constituye un importante refuerzo de la posición de los padres objetores y obliga a todas las Administraciones educativas insensibles a la libertad educativa a modificar su actitud de rechazo a la objeción de conciencia.

Para PPE, la declaración de nulidad de aspectos como la ideología de género y la homosexualidad -tratados favorablemente en las órdenes de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía de 10 de agosto de 2007 por las que se desarrollan los contenidos de la materia correspondientes a la Educación Primaria y Secundaria Obligatoria-, evidencia la legitimidad que ofrece nuestra democracia para no compartir las doctrinas oficiales que subvierten las convicciones de millones de ciudadanos.

La asociación promotora de la objeción de conciencia ante la mencionada asignatura considera como enormemente trascendente la llamada que la Sala hace al Tribunal Supremo para que, mediante cuestión de ilegalidad, conozca y resuelva sobre los reales decretos de enseñanzas mínimas aprobados por el Ministerio. El mero planteamiento de esta cuestión es prueba de que la naturaleza ideológica de ‘Educación para la ciudadanía’ es genética, de modo que si son ideológicamente inaceptables las normas autonómicas andaluzas, se ha de sostener que también lo son los reales decretos en los que éstas se fundan, y cuyos principios y contenidos incorporan.

Esta sentencia -continúa exponiendo el comunicado- torpedea en su línea de flotación el esfuerzo adoctrinador del Estado que pretende imponer, mediante la ideología de género, un modo de entender la persona y la familia completamente inaceptable para buena parte de nuestra sociedad. Al mismo tiempo, es una llamada de atención a las Administraciones educativas encantadas con bailar el vals del lobby rosa, para que dejen a un lado las pretensiones impositivas del activismo homosexual y presten la debida atención a la libertad educativa de los padres.

Para José Luis Bazán, coordinador de la Asesoría Jurídica de Profesionales por la Ética, “se ha puesto en evidencia el carácter adoctrinador de la asignatura y el Ministerio debe rectificar, retirar ‘Educación para la ciudadanía’ o, al menos, cesar en su afán adoctrinador, expulsar del sistema educativo cualquier planteamiento ideológico y asegurar la libertad educativa de los padres”.


EpC: La Justicia anula los contenidos de Ideología de Género

17:32 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias,Sala de prensa | chequeescolar | Comentarios cerrados

foto_mercedes_cabrera.gifEl Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha anulado el desarrollo  de todos los contenidos de Educación para la Ciudadanía que se refieren a ideología de género, relaciones homosexuales y opciones vitales.

Se trata de una importante noticia, de trascendentales consecuencias.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha estimado parcialmente el recurso interpuesto contra la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC).

El tribunal ha declarado nulas distintas expresiones contenidas en las Órdenes de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía de 10 de agosto de 2007 por las que se desarrollan los currículos correspondientes a la Educación Primaria y Secundaria Obligatoria en la comunidad autónoma andaluza.

El fallo de la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, establece que una vez que la resolución sea firme sea el propio Tribunal Supremo (TS) el que decida sobre “la cuestión de ilegalidad” de los Reales Decretos que afectan a la puesta en marcha de la asignatura.

Publicado en Época http://www.lanacion.es/?p=4634


Castilla-La Mancha coacciona de nuevo a los padres objetores

13:22 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias,Sala de prensa | chequeescolar | Comentarios cerrados

Tras rechazar todas las declaraciones de objeción de conciencia a la Educación para la Ciudadanía, la Consejería de Educación de Castilla-La Mancha que dirige José Valverde continúa coaccionando e impidiendo a los padres en el ejercicio de sus derechos. Esta forma de proceder ya le costó al anterior Delegado de Educación de Toledo, Ángel Felpeto, una querella criminal que fue admitida a trámite por impedir el ejercicio de derechos fundamentales.José Valverde, consejero de Educación de Castilla-La Mancha

José Valverde, consejero de Educación de Castilla-La Mancha

Redacción/HO.- En esta ocasión, y tras haber presentado los padres objetores un recurso de alzada contra la primera negativa de la administración castellano-manchega, la Consejería ha remitido a los interesados una resolución desestimando también dicho recurso.

Según fuentes jurídicas consultadas por HO, dicho escrito es susceptible de ser considerado un impedimento para el libre ejercicio de derechos y libertades fundamentales por varias razones:

  1. En primer lugar, ninguna Administración Pública es competente para determinar la naturaleza jurídica del presunto derecho que se invoca. Tal competencia correponde a los tribunales de justicia. Por consiguiente, la Consejería de Educación de Castilla-La Mancha se atribuye a sí misma una competencia que no le corresponde, ocasionando con ello un perjuicio que puede ser constitutivo de delito tipificado en el Código Penal.
  2. En segundo lugar, la Consejería de Educación ha dado curso en vía administrativa a una declaración que en sí misma no tiene cabida por este cauce, al ser simplemente una comunicación que los interesados ponen en conocimiento de la Administración para que ésta obre en consecuencia. No hay que olvidar que la Carta Europea de Derechos Humanos establece en su artículo 10.2 que “se reconoce la objeción de conciencia, de acuerdo con las leyes que en cada estado regulen su ejercicio”. Por tanto, según estas fuentes, compete al poder legislativo la consiguiente regulación, mientras que las administraciones públicas simplemente deben aplicarla, o abstenerse cuando tal regulación no exista.

Por tanto, nos encontramos de nuevo ante una invasión que desborda los límites democráticos de los derechos y libertades de los ciudadanos, que ya está siendo estudiada con detalle por los servicios jurídicos que asesoran a los padres objetores de conciencia, con objeto de dar la respuesta jurídica más acorde con el caso. Según estas fuentes, no se descarta recurrir de nuevo a la vía penal.


Casi 1.400 padres malagueños objetan para que sus hijos no estudien EpC

13:20 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias,Sala de prensa | chequeescolar | Comentarios cerrados



Un gran disparate

10:10 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias,Opinión | chequeescolar | Comentarios cerrados

Pedro Trevijano

Cuando leí que los Servicios Jurídicos de la Comunidad Autónoma afirmaban que la objeción de conciencia contra la asignatura obligatoria de Educación para la Ciudadanía no podía admitirse, porque la objeción de conciencia «no está reconocida en nuestro Estado de Derecho o en Derecho alguno, pues significaría la negación misma de la idea del Estado» (La Rioja 16-IV-08), me quedé estupefacto. Yo creía que «la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión» y, en consecuencia, la objeción de conciencia contra las disposiciones que se oponen a estas libertades, estaban en el artículo 18 de los Derechos Humanos de la ONU; que el derecho de los padres «a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos» estaba en el artículo 26 párrafo 3, mientras nuestra Constitución, artículo 27 párrafo 3, recoge el derecho de los padres «a que sus hijos reciban la educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones».

El problema es: ¿son los derechos humanos propios de la dignidad intrínseca del hombre y anteriores por tanto a la graciosa concesión del Estado, o son inexistentes mientras al Estado no le dé la gana regularlos?; es decir, ¿su único fundamento es la legalidad del Estado? Como persona, ciudadano y católico me apunto a la primera solución. La otra, me gustaría que alguien me explique porqué es democrática y no totalitaria.

Publicado en La Rioja 


Una vez más con la objeción de conciencia

10:00 h | Artículos,Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias,Opinión | chequeescolar | Comentarios cerrados

por Nieves Ciprés periodista y ex Concejal de Educación del Ayuntamiento de Pamplona.
Miércoles 30 de abril | Navarra

Nos toca vivir cuatro años más de gobierno socialista… y el ánimo de los padres no decae, mejora día a día. De nuevo el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (no olvidemos comunidad autónoma socialista) dicta auto y reconoce el derecho a la objeción de conciencia contra la asignatura de adoctrinamiento de Educación para la Ciudadanía impuesta por el gobierno socialista, sin consenso y bajo una autoridad inusual que se escapa del ordenamiento jurídico de la propia constitución española que, todavía hoy, nos ampara y protege. El “Estado” únicamente debe proteger y amparar el derecho a la educación y a la libertad (cosa que no está ocurriendo) y loable es que un Tribunal así lo explique y dicte. Por eso la educación y la libertad, como derechos fundamentales y responsabilidad exclusiva de los padres, deben prevalecer. Por tanto, el “estado” no debe desamparar nuestro derecho a la libertad, libertad de los padres a elegir libremente el colegio que queremos para nuestros hijos, según nuestras propias convicciones religiosas y morales (art. 27.3 Constitución Española). Si no es así los padres, amparados por la constitución y la ley Protección de Derechos Humanos de la ONU, tenemos el derecho moral y de conciencia a revelarnos.

La imposición de esta asignatura, sectaria y propia de totalitarismos fascistoides, desampara gravemente esta libertad, la coarta y la aniquila. Elegimos colegio de acuerdo a nuestra conciencia y convicciones y nos encontramos con que, en todos y cada uno de los colegios e institutos, privados, públicos y concertados, queda impuesta una asignatura contraria al ideario del colegio elegido. ¿Es esto libertad? La intromisión del Gobierno es tal que, incumpliendo las leyes constitucionales y el derecho constitucional a la objeción de conciencia, ha comenzado su adoctrinamiento peculiar en las escuelas. Incluso con la Vicepresidenta del Gobierno Nacional de profesora en campaña electoral. La lucha es de los padres por su puesto. Pero… ¿no debería ampliarse la negativa o la objeción de conciencia también al sistema educativo (colegios, profesores…) ya que están siendo utilizados para actuar como vehículos doctrinales y de transmisión en la creación, de un nuevo sistema político y de pensamiento socialista-laicista, alejado de nuestras raíces culturales religiosas?.

A diferencia de Navarra, junto a otras comunidades socialistas y nacionalistas, en Madrid y Murcia, escuchando y atendiendo a los padres, ya se están tomando medidas al respecto, que bien pueden servir de ejemplo. Se reconoce y respeta el derecho a la objeción de conciencia de los padres y lo más importante: los alumnos que quieran objetar quedan exentos de la asignatura y de su evaluación.

Hay que seguir recordando que, en esta democracia de la que tanta “gala” se hace, esta asignatura nació sin consenso social ni educativo, por imposición, por el “como sea”. Haciendo caso omiso a los 3.000.000 de firmas (superando ampliamente las 500.000 necesarias) contra la LOE, que incluía esta asignatura, y a tantos miles y miles de objeciones de conciencia que se presentan tanto al Gobierno central, como autonómico o foral (como es nuestro caso navarro con más de 600 firmas). Estoy de acuerdo, me sumo y apoyo a los padres que aterrados y luchadores siguen presentando objeciones con el fin de que el Gobierno retire esta asignatura y en su defecto sea optativa. Y hago mío el lema de los objetores: NI UN PASO ATRÁS.

Nieves Ciprés periodista y ex Concejal de Educación del Ayuntamiento de Pamplona

Publicado en Navarra Confidencial


Martes 29 de Abril de 2008

Padres y alumnos objetores exigen a Rajoy que «imponga un criterio» sobre EpC en sus CCAA

18:10 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados


Sendas cartas de Concapa y UDE denuncian la disparidad de posturas entre Madrid, La Rioja, Comunidad Valenciana o Castilla y León y piden al líder del PP que aclare cuál es la que él defiende.

PEDRO SIMÓN

MADRID. – Inconmovible el Gobierno, los opositores a la asignatura de Educación para la Ciudadanía giran ahora sus cañones hacia el propio Partido Popular.

El descontento viene al caso porque en unas comunidades autónomas del PP se dejará objetar (Madrid), en otras no (La Rioja o Castilla y León) y en otras se habilitará una solución intermedia (Valencia).

La Confederación Católica de Padres (Concapa) y la Unión Democrática de Estudiantes (UDE), ambas con representación en el Consejo Escolar del Estado, han remitido sendas cartas al presidente del PP, Mariano Rajoy, en las que critican la falta de uniformidad del primer partido de la oposición con respecto a la materia, demandan un posicionamiento más claro e instan a Rajoy a que «imponga un mismo criterio» en las comunidades gobernadas por los populares.

La asignatura, que está impartiéndose en Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Cataluña, Extremedura y Navarra, tendrá que darse en las autonomías del PP a partir del curso que viene. De ahí el trasiego epistolar.

Las misivas llaman la atención porque, en la estrategia de contestación a la asignatura, estas dos asociaciones siempre han ido de la mano del Partido Popular. Fue el PP quien recogió sus quejas, fue Rajoy quien señaló en su día que la asignatura era «adoctrinante» y fueron los populares los que incluyeron en su programa la eliminación de la materia si ganaban las elecciones.

La cifra de familias objetoras a Educación para la Ciudadanía suma ya 28.705 en todo el Estado. Tras el empujón del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (que avaló el rechazo a la materia), los opositores esperaban más combustible del lado del PP. Pero ahora hay quien ve a Rajoy como un aguafiestas.

«Sería conveniente que, de tener el Partido Popular una opinión en relación a la objeción de conciencia, ésta fuera conocida por la opinión publica», escribe Alvaro Vermoet, presidente de la UDE. «Los estudiantes desconocemos qué criterio tiene usted».

La andanada se sustenta en la distinta solución que han abordado las autonomías gobernadas por el PP a la hora de resolver la patata caliente de la objeción a Educación para la Ciudadanía.

A raíz de la sentencia del tribunal andaluz, la Comunidad de Esperanza Aguirre fue la única que se pronunció prístinamente a favor de los padres que objetaban y ofreció una salida: la alternativa de un voluntariado social. Valencia, en cambio, no permite la objeción y sí da la posibilidad de hacer un trabajo trimestral sustitutivo sobre algún contenido de la materia, siempre con supervisión paterna. Murcia está por definirse con claridad. La Rioja y Castilla y León no son partidarias de la insumisión a la norma.

«En representación de la única organización de estudiantes contraria a esta asignatura», señala el portavoz de la UDE, «le solicitamos que defienda el derecho a objetar a una materia considerada adoctrinante por su propio partido y que imponga un mismo criterio al respecto en todas las autonomías gobernadas por su partido».

En similares términos se expresa Luis Carbonel, presidente de la Concapa (1,2 millones de familias), que insta a Rajoy a un posicionamiento más belicoso. «Es necesario que todo el PP, en todas las comunidades autónomas, demuestre con claridad su forma de pensar en relación con Ciudadanía», escribe. «Solicitamos que haga llegar a los gobiernos autonómicos sustentados por su partido la necesidad de mostrar su rechazo a una imposición como la que sufren nuestros hijos y que, al menos quienes viven en sus CCAA, no sean obligados a cursar una materia contraria a sus convicciones».


LAS MISIVAS DE LOS ‘ANTI-CIUDADANÍA’

  • «Madrid anunció que respondería favorablemente a las solicitudes de objeción […] Valencia y Murcia no han expresado con total claridad qué sucederá con los alumnos objetores […]. Castilla y León y La Rioja han denegado el derecho a la objeción, pronunciándose como las comunidades del PSOE».
  • «Sería conveniente que, de tener el PP una opinión en relación a la objeción de conciencia, ésta fuera conocida por la opinión pública». «Dijo que retiraría la asignatura si ganaba, pero los estudiantes desconocemos qué criterio tiene usted en relación con la objeción de conciencia».
  • «Solicitamos que defienda este derecho e imponga un mismo criterio en las autonomías gobernadas por su partido».
  • «Es necesario que todo el Partido Popular, en todas las comunidades, demuestre con claridad su forma de pensar en relación con Educación para la Ciudadanía».

Publicado en El Mundo


La familia «genial» en Castilla y León: «Mamá, Mami, yo, y el amor de todos los colores»

12:58 h | Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados

En Castilla y León, los valores impresos en el programa de Educación para la Ciudadanía gozan de una Administración receptiva y solícita. La Junta gobernada por el PP no sólo ha abrazado la asignatura, sino que fomenta activamente su cosmovisión entre los más pequeños. Lo último ha sido patrocinar y repartir en las bibliotecas de los colegios el cuento El amor de todos los colores, cuya protagonista se presenta así: “Mi familia es genial. Mi familia somos: Mamá, Mami, yo, y el amor de todos los colores”.

LD (V. Gago) El libro ha sido editado por Topka y su distribución lleva el sello de la Junta de Castilla y León, dentro de su Plan de Fomento de la Lectura en Centros Educativos de la región.

Según denuncia Profesionales por la Ética, “en las últimas semanas las bibliotecas” de los colegios públicos “han recibido decenas de ejemplares” de El amor de todos los colores.

Entre otras ilustraciones de la familia “genial”, el volumen incluye una que representa a las dos mamás retozando en la cama como cualquier matrimonio. La historia que se cuenta es “el amor de todos los colores de Maite –la niña protagonista” y sus mamás”. Este hogar “genial” nació “cuando Mami conoció a Mamá”.

El libro forma parte de la colección Tcuento, escrita para niños de entre 4 y 6 años. El propósito de Topka, la casa editora, es “educar a los niños en la diversidad y la convivencia” a través de cuentos “que muestren niños de todo tipo haciendo todo tipo de cosas”.

Fabián Fernández de Alarcón, secretario general de Profesionales por la Ética, ha comentado que “la cuestión no es tanto el cuento infantil, habitual en librerías de temática homosexual, sino el hecho de que el dinero público se destine a promover entre los niños un modelo de supuesta convivencia matrimonial sin conocimiento ni aprobación de la mayoría de los padres”.

Publicado en Libertad Digital


Quien paga, ahorra

12:42 h | Artículos,Libros,Noticias,Opinión | chequeescolar | Comentarios cerrados

El precio de la universidad (1)

Thomas Sowell

Construir un puente conlleva el agotamiento de recursos que se podrían haber empleado para hacer viviendas o un hospital. Ir a la universidad supone grandes cantidades de recursos que podrían haber sido gastados en otro tipo de cosas.

Este titular de portada del New York Times capta buena parte de la confusión en materia de economía de nuestro tiempo: “Menos posibilidades para pagar la matrícula universitaria”. El artículo entero versa sobre el incremento en el coste de los estudios universitarios, las dificultades que los padres tienen para afrontarlo y los apuros que tanto padres como estudiantes experimentan a la hora de pedir prestado el dinero que necesitan cuando sus ingresos son menores que el precio de la matrícula.

Todo esto viene la mar de bien para una crónica de “interés humano”. Pero diseñar políticas económicas sobre la base de estas historias, que es lo que los políticos hacen cada vez con mayor frecuencia, especialmente en año electoral, tiene una enorme desventaja para quienes tienen la mala pata de no entrar en las categorías elegidas para la redacción de estos relatos de interés humano.

La idea central de las historias de interés humano sobre personas con problemas económicos, sean estudiantes universitarios o gente que se enfrenta a ejecuciones hipotecarias, es que el Estado tiene que salir en su rescate porque se supone que tiene mucho dinero, y estos individuos muy poco. Sin embargo, como la mayoría de los “grandes bolsillos”, los del Estado provienen de un enorme número de personas con bolsillos mucho menores. En muchos casos, los ingresos del contribuyente medio están por debajo de los de esas personas sobre las cuales el Estado prodiga sus favores financieros.

Los costes no son sólo cosas que el Estado deba ayudar a la gente a pagar. Los costes siempre nos dicen algo que resulta peligroso ignorar. El hecho fundamental de la vida económica (capitalista, socialista o feudal) es que los recursos no bastan para producir todo lo que deseamos. Esto significa que el coste real de cualquier cosa es el de todas las demás que se podrían haber producido usando los mismos recursos. Construir un puente conlleva el agotamiento de recursos que se podrían haber empleado para hacer viviendas o un hospital. Ir a la universidad supone grandes cantidades de recursos que podrían haber sido gastados en otro tipo de cosas.

Los precios obligan a la gente a ahorrar. Los precios subvencionados nos permiten sustraer recursos de otros usos sin tener que sopesar el coste real de hacerlo. En ausencia de precios de mercado que informen sobre los costes reales de los recursos que se niegan a otros usos alternativos, tenderemos a malgastarlos. Esa fue la principal razón de que las industrias soviéticas usaran más electricidad que las norteamericanas para una producción menor. Por este motivo consumían más acero y cemento que Japón y Alemania aunque su producción de artículos hechos de estos materiales fuera menor. Cuando se paga el coste completo de algo, es decir, el valor total de sus recursos para usos alternativos, se tiende a economizar. Si pagas menos, a derrochar.

Que alguien vaya a la universidad, el tipo de universidad a la que asista o continuar en ella para hacer cursos de postgrado son todas ellas decisiones que hay que tomar sobre la cantidad de recursos que otra gente desea, y que le son sustraídos para ser usados por otras personas sobre las que de forma arbitraria centramos nuestras crónicas de interés humano.

Esto no es desnudar a un santo para vestir a otro. El nivel de vida de la sociedad entera disminuye cuando los recursos son desplazados de usos altamente valorados a otros que lo son menos, para ser además malgastados por personas subvencionadas o a las que de alguna forma se les permite pagar por debajo del coste real.

El hecho de que el sistema económico soviético permitiera a sus industrias derrochar recursos conllevó el pago de un precio no en dinero, sino en un nivel de vida menor de lo que la tecnología y los recursos disponibles eran capaces de generar. La Unión Soviética era uno de los países mejor provistos de recursos naturales, si no el mejor de todos. Aún así, muchas personas allí vivían casi como si estuvieran en el Tercer Mundo.

¿Cuántas personas acudirían a la universidad si tuvieran que pagar el coste real de todos los recursos sustraídos a otros sectores de la economía? Probablemente muchas menos. Además, si la tuvieran que pagar de su propio bolsillo seguramente habría menos gente gastando dinero en cursos que les hacen sentir bien como las que incluyen sesiones de música rap, en lugar de matricularse en asignaturas serias. También habría menos gente pululando por el campus en busca de una vida social o refugiándose de las responsabilidades adultas del mundo real.

Thomas Sowell es doctor en Economía y escritor. Es especialista del Instituto Hoover

Publicado en LD


Educación para la Ciudadanía y el PP

12:02 h | Artículos,Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias,Opinión | chequeescolar | Comentarios cerrados

Señores del PP: Educación para la Ciudadanía va a ser un problema para ustedes si se ponen en contra de los objetores, es decir, en contra de los que estamos defendiendo que en este país sigan existiendo el pluralismo ideológico y las libertades

Victoria Llopis
Nuevos aires parecen soplar en el Partido Popular. Hace escasos días un medio digital nos informaba  lo siguiente:

«Génova quiere dar una vuelta a todo aquello que “huela a naftalina” o a “cera de sacristía” y que durante la pasada legislatura tomó un papel determinante en su imagen pública. Así que, por lo pronto, para que el partido vaya engrasando su maquinaria, adaptándose a la renovación, se han impartido instrucciones para evitar seguir fomentando la objeción de conciencia de padres en los colegios contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía.»

Todos recordamos cómo el señor Rajoy, para atraerse el voto de miles y miles de padres de familia, se comprometió durante la campaña electoral a eliminar Educación para la Ciudadanía si llegaba al poder porque era “innecesaria y adoctrinadora”. Sí, dijo “adoctrinadora”.

También recordamos cómo basó su campaña electoral en “resolver los problemas de la gente”. Pues bien, parece que fue sólo oportunismo electoral. Los ciudadanos asistimos atónitos estos días al volantazo dado en este tema. Así, algunos dirigentes del PP con cotas de poder autonómico están empezando a disparar groseramente en la dirección contraria.

Lo que dijo el otro día el consejero de Educación de La Rioja, del Partido Popular, afirmando poco más o menos que la objeción es incompatible con la existencia del Estado lo podría haber dicho perfectamente el consejero de Castilla la Mancha, del PSOE, a poco que hubiera alargado un poco más su totalitario discurso

Educación para la Ciudadanía no es sólo un problema de los padres de familia que tienen hijos en edad escolar; es un problema de la sociedad española en su conjunto, porque es la clave de bóveda del proyecto de cambio revolucionario impulsado por Zapatero. La viabilidad de su proyecto a medio plazo pasa por la implantación de EpC. No es una asignatura; es la plasmación en modos, valores, conceptos y palabras de lo que Zapatero pretende hacer de España y los españoles.

Señores del PP: Educación para la Ciudadanía va a ser un problema para ustedes si equivocan el tiro. EpC no es algo que se asimile a los católicos, de los que de pronto parecen huir como de la peste. Va a ser un problema para ustedes si se ponen en contra de los objetores, es decir, en contra de los que estamos defendiendo que en este país siga existiendo el pluralismo ideológico y las libertades de expresión, pensamiento y praxis política. Pluralismo y libertades que son las bases de nuestro Estado de Derecho. Y los que defendemos estas libertades fundamentales no tenemos en absoluto cautivo nuestro voto. Las elecciones autonómicas están a la vuelta de la esquina. Avisados quedan.
Publicado en LD