jump to navigation

Miércoles 22 de Agosto de 2007

Los objetores vaticinan que en septiembre se duplicarán los 13.000 opositores a la materia

11:27 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias,Sala de prensa | chequeescolar | Trackback

Madrid – 22 de agosto de 2007.-  R. Serrano 

R. Serrano 

Madrid- La oposición a la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía ya ha llegado a los tribunales -a través de los cinco recursos presentados por las familias andaluzas-, y ahora los padres de alumnos se proponen que tome la calle. 

 

   A pocos días para el inicio del curso, que en función de la autonomía arrancará del 8 y al 15 de septiembre, los padres católicos de Concapa reiteran su intención de organizar una «gran manifestación» si el Gobierno no da marcha atrás a última hora y retira la materia. La fecha para la marcha, que emularía la multitudinaria manifestación contra la Ley Orgánica de Educación (LOE) celebrada en noviembre del año 2005, podría ser octubre. 

 

   «Hasta principios de curso no nos reuniremos para preparar las posibles movilizaciones, pero entonces tomaremos decisiones, porque nuestra determinación es continuar luchando contra esta asignatura», manifestó Luis Carbonel, presidente de Concapa. 

 

   Ideológica y sin consenso 

 

   Esta organización mostró ayer su apoyo a los padres andaluces que han presentado recursos contra la materia. Además, espera «que otros muchos padres se animen a ejercitar este derecho, teniendo en cuenta que se trata de una asignatura de carácter ideológico implantada sin consenso y por decreto, de forma obligatoria, por el Gobierno», señaló en un comunicado. 

 

   Una actitud, a juicio de la organización de padres de alumnos, que está dando lugar a que «la educación esté siendo secuestrada por el poder político». 

 

   Mientras, desde Profesionales por la Ética, la plataforma promotora de la oposición de las familias a la asignatura, prefieren seguir combatiendo con las objeciones de conciencia presentadas en miles de colegios españoles. El pasado mes de junio, cuando se cerró el curso escolar, esta entidad contabilizaba más de 13.000 objetores en toda España. Una cifra que, a juicio de su presidente, Jaime Urcelay, «podría duplicarse en las primeras semanas de septiembre», cuando los centros escolares abran de nuevo sus puertas. 

 

   Asimismo, Urcelay piensa recurrir al Parlamento Europeo para demostrar que Educación para la Ciudadanía excede las funciones de los profesores para adentrarse en las de los padres. 

 

   «Estamos ultimando un informe donde se analiza la asignatura en toda Europa y en nuestro país, y se demuestra que no son materias comparables. Lo presentaremos en el Europarlamento la primera quincena de septiembre», aseguró. El estudio al que se refiere, adelantado por este periódico, señala que España es el único país en el que «la moral» entra en las aulas de la mano de la polémica materia. 

 

   Además, revela que sólo en Rumanía y en algunas partes de Bélgica, además de en nuestro país, la asignatura es obligatoria también en la enseñanza Primaria. Urcelay señaló que su organización está en contacto con algunos eurodiputados españoles y también de otros países para que sean su «voz» en la Eurocámara. 

 

   «Educación en libertad» 

 

   Por su parte, el Grupo Parlamentario del PP en Andalucía defenderá en la Cámara autonómica una proposición no de Ley en la que exige la suspensión de la aplicación de la asignatura Educación para la Ciudadanía en el curso escolar que está a punto de comenzar, ya que «queremos que nuestros hijos tengan derecho a una educación en libertad». 

 

   El coordinador adjunto de campaña, Ricardo Tarno, explicó que en la iniciativa se solicita que la asignatura sea suspendida en el curso 2007-2008, de cara a alcanzar un consenso sobre su contenido, así como, en el caso de que no haya acuerdo, que no sea reconocida como obligatoria. (La Razón)