jump to navigation

Martes 19 de Junio de 2007

Primeros libros de texto de Educación para la Ciudadanía

17:17 h | Libros,Noticias | Agn | Trackback

Las editoriales educativas han comenzado a publicar libros de texto de Educación para la Ciudadanía.

Los primeros manuales plasman la intensa experimentación ideológica a que da pie el currículo de la asignatura fijado por el Ministerio y ampliado por las Comunidades Autónomas según la orientación política de sus respectivos gobiernos.

Se trata de uno de los riesgos advertidos por el movimiento cívico de oposición a este ensayo de adoctrinamiento de toda una generación. LIBERTAD DIGITAL ha comparado los dos primeros manuales en aparecer, el de la editorial progresista Octaedro, y el de SM, casa editorial de los Marianistas que se aplicará mayoritariamente en los centros católicos concertados y ha sido elaborado por José Antonio Marina.

El  libro de texto Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, de la editorial Octaedro, deja claro su enfoque desde el primer tema lectivo: Las relaciones interpersonales: sexualidad y afectividad.

Desde los primeros días de clase, los alumnos que manejen este manual escrito para el currículo de la asignatura en la ESO se someterán a las orientaciones sobre “Memoria Histórica”, “Los distintos tipos de familia o La prevención y los métodos anticonceptivos, incluidos en el primer Tema del libro de texto de Octaedro.

Sus autores, J. María Aran, M. Güell, I. Marías y J. Muñoz dedican el segundo tema a “La homosexualidad”.

El libro, promocionado como novedad en la web de la casa editora, anuncia en su índice el tratamiento de cuestiones como “El rechazo a los homosexuales”, “La represión de la homosexualidad” y “El respeto” por este colectivo.

El Tema 5 está dedicado a “La conquista de los derechos de la mujer”, con incursiones en “El sexismo” y “El feminismo”.

El Tema 7 versa sobre “El Consumo”, con un apartado dedicado al “Consumismo”, otro sobre “La sociedad del consumo” , y orientaciones sobre un consumo moderado.

El Tema 8 se dedica a la Educación Vial y el 9 y último, al “Problema Norte-Sur”, un enfoque característico de la agenda de los movimientos de extrema izquierda y anti-globalizadores.

Se profundiza, en este capítulo, en “La grieta entre el Norte y el Sur” y se prescribe un modelo concreto de “Solidaridad”.

El libro de texto de Octaedro se ha puesto a la venta a un precio de 16,80 euros.

EL “EXPERIMENTO MARINA”

Más matizada llega la contribución de la editorial católica SM a la oferta de libros de texto de Educación para la Ciudadanía.

Su manual está a apunto de aparecer en el mercado, en tres versiones: una para alumnos, otra para profesores y una tercera e innovadora adaptación para padres, según destacó José Antonio Marina, su autor, al hablar de su obra durante una conferencia sobre Educación Responsable celebrada recientemente en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, con patrocinio de SM y de Santillana –grupo PRISA–.

La FERE ha adoptado el manual de SM, al considerarlo el más respetuoso con los valores cristianos. La Patronal de colegios católicos ha asumido desde el principio la imposición de la nueva asignatura, desmarcándose de las críticas de la Conferencia Episcopal y del movimiento cívico por la libertad educativa.

Altamente dependiente de los conciertos con la Administración, la FERE ha optado por acomodarse al currículo con un libro de texto lo más afín posible al ideario de sus centros.

El problema es que el currículo de contenidos mínimos decretado por el Ministerio en diciembre de 2006, y los que van agregando las Comunidades Autónomas para adaptar la materia a su “identidad”, establecen una moral de Estado en la que los valores cristianos equivalen a los musulmanes y éstos a los laicos, en una visión relativista en la que la única autoridad moral dimana del poder político, y por debajo de ella, da lo mismo un valor católico que uno budista que uno mahometano que una familia de marido y mujer que una polígama que un trío que la zoofilia que el onanismo que el aborto que la experimentación con embriones, que el burka, que el hiyab, que la paridad por Ley, que la eutanasia, que esforzarse o no hacerlo, que suspender o aprobar una asignatura,…

En este sentido, el intento de Marina de conciliar todos los valores en un modelo de convivencia que no incomode a nadie viene precedido del problema insoluble de que el Estado impone previamente la agenda de lo políticamente correcto.

Así, por ejemplo, el Estado establece que en la formación moral de los niños ha de incluirse la aceptación de una variedad de formas de familia, o que la globalización provoca injusticias, o que es justo que el Estado reparta la riqueza, o que la seguridad y la paz dependen de la primacía de la ONU y el multilateralismo, o que puede ser bueno y conveniente dialogar con terroristas, o que España es una nación de naciones, …

Por muy neutrales, asépticos, equilibrados e integradores que quieran ser Marina y los marianistas en su manual para padres, profesores y alumnos, el problema de fondo es que hay alguien, el Estado, que marca una agenda moral y usa la coacción para imponerla. Y hay alguien, la familia, que debe aceptarlo y adaptar sus propios valores o resignarse a un papel subsidiario en la formación moral de los hijos.

Lo propio de una Instrucción Pública en civismo, dentro de una sociedad libre, es que garantice que ningún valor ni ningún modelo de sociabilidad supondrán una amenaza para la libertad individual y la dignidad de la persona, y no que imponga una moral de Estado de obligado cumplimiento.

La sociedad democrática no es ninguna fuente de valores universales adoptados por mayorías estadísticas, como pretende Marina, sino la forma más evolucionada de que disponen personas y familias para proteger su libertad frente a la constante propensión del Estado a recortarla.

El Estado, dice Marina en una introducción a su libro de texto que SM ha publicado en su página web, debe “encargarse de facilitar a todos nuestros jóvenes aquella educación que la sociedad considera necesaria para el desarrollo de los proyectos personales, la buena convivencia la justa resolución de los problemas y el progreso económico”.

Obsérvese el enorme poder que el pedagogo de SM otorga a “la sociedad” y cómo el Estado se convierte, en su iluminado experimento educativo –coincidente con el del Gobierno socialista–, en el intérprete más fiel de lo que quiere la sociedad.

Nada menos que “facilitar a todos nuestras jóvenes aquella educación (…) necesaria” para “los proyectos personales, la buena convivencia, la justa resolución de problemas y el progreso económico”.

Se comprende que este profesor de instituto, afamado escritor de libros de filosofía divulgativa, respondiese que el derecho de los padres a educar a sus hijos “no es absoluto”, cuando LD le preguntó recientemente, durante un coloquio abierto al público, por el caso de Blanca María Díez Ponce, la joven madrileña que se ha convertido en la primera alumna objetora a EpC.

Para José Antonio Marina –citamos, de nuevo, su introducción al libro de texto que SM publicará próximamente–, “cada familia educará de acuerdo con su moral (católica, musulmana, atea, comunista, liberal, confuciana, anarquista o la que sea), que se puede enfrentar a otra moral. Por esta razón, necesitamos una educación en valores comunes, transculturales, universales, más allá de la moral y de las religiones, que es lo que llamamos ética”.

¿Adivina, lector, quien la dictará e impartirá en exclusiva? Exacto.

El ensayo educativo del Gobierno socialista con toda una generación se resume, retocando un viejo proverbio del casticismo religioso: “Cada uno en su casa, y el Estado en la de todos”.

1. mariano Lunes 25 de Junio de 2007 | 10:20 h

vaya degeneración
nos vamos al abismo

2. Enrique Sábado 18 de Agosto de 2007 | 12:19 h

Ciertamente es muy necesaria una “educación para la ciudadanía”, pero no impartida por el estado de forma obligatoria. Si la moral debe ser respeto a todos, que respeten mi libertad y mi derecho a educar a mis hijos.

3. antonio Jueves 23 de Agosto de 2007 | 10:37 h

El pluralismo es la base de la democracia y constituye su valor fundamental; por ello no acabo de entender la torticera crítica de la diversidad interpretativa respectos alos diferentes manuales de la asignatura “EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA Y LOS DERECHOS HUMANOS”.
Por otra parte, en España está reconocida la LIBERTAD DE CÁTEDRA por lo cual cada departamento didáctico de manera democrática resolverá los textos más convenientes para impartir la asignatura. Dudar de esto es maniqueismo barato y atribuir una única opción ideológica al profesorado.

4. Carlos Capote Sábado 1 de Septiembre de 2007 | 18:46 h

Tiene buena pinta el libro de la editorial SM pero a priori el de Octaedro me parece más valiente. Los leeré ambos antes de opinar. Por cierto, esta asignatura tiene, entre otros, el objetivo de garantizar la libertad aprendizaje de los hijos e hijas aún por encima de la libertad de adoctrinamiento de sus padres y madres.

Lo que prima (y esto lo reconoce la Convención de Derechos del Niño) es la libertad del menor, que por si alguien no lo sabe es un ser humano con todos sus derechos (incluído el de libertad religiosa y de expresión). A los padres y madres que exigen constantemente que se vea reconocido su derecho a adoctrinar les vendría bien recordar esta idea.

5. Sara Domingo 16 de Septiembre de 2007 | 21:23 h

Me inquieta el mensaje de Carlos Capote, que considera la libertad del menor , según dice, por encima de la libertad de adoctrinamiento de sus padres. Será que el Estado es el único que puede y debe adoctrinar según interpreto, y que por tanto es el único que tiene libertad de adoctrinamiento para los menores, por encima aún de su propia libertad.. De ahí a la tutela de todos los menores por el Estado hay un paso, y los padres sólo para engendrar…Afortunadamente estamos en una democracia, donde según creo aún se debe respetar la libertad individual, que para lo otro ya hay otro tipo de sistemas políticos totalitarios.

6. Javier Bosch Sábado 6 de Octubre de 2007 | 21:47 h

El mensaje de Carlos Capote de 1 de Septiembre es claro: prima la libertad del menor. Yo que soy padre esto me parece muy bien, pero quién me paga a mi el cuidado del menor, su ropa, su manutención. O sea, que tenemos hijos para que se eduquen solos? Menuda barbaridad. O los debe de educar el estado pues entonces que se los lleve a casa de papa estado al dia de nacer. Esto es lo que quieren hacer todos los totalitarios…

7. tere Jueves 18 de Octubre de 2007 | 9:25 h

Javier como os gusta retorcer las cosas y hacer malas interpretaciones todo tiene un termino medio.¿porque os da tanto miedo la educacion para la ciudadania?
¿creeis que es malo que un niño aprenda a respetar ,a un homoxesual ?
Por respetar otras religiones,y otra sexualidad no se nos van a convertir.
¿o pensais que es mejor decirles que hay quemarlos en la hoguera y no ser
compresivos con alguien que es diferente?
y la zoofilia nada tiene que ver en esto,hay aquien le gusta mezclarlo todo para confundir .
Porque al fin y al cabo es de lo que se trata ¿verdad ?de confundir y que nadie se aclare.
Me gustaria que alguien de vosotros me dijera que le parecia aquella asignatura
formacion para el espiritu nacional.

8. Ana Viernes 19 de Octubre de 2007 | 0:40 h

Yo respeto a los demás y quiero que respeten mi libertad de educar a mis hijos. Pero que respete lo ajeno no quiere decir que lo apruebe o que lo considere bueno moralmente.
Quiero que mis hijos tengan un criterio correcto para distinguir el bien del mal, y yo soy la persona naturalmente indicada para ir enseñándoles, puesto que además les estoy dando ejemplo.
Pretendo que mis hijos sean felices en su vida y no personas cargadas de problemas que salen -por ejemplo- de armarios donde nunca debieron entrar.

9. Sara Jueves 25 de Octubre de 2007 | 10:49 h

Totalmente de acuerdo con Ana. Contestando a Tere: yo no conocí la asignatura de F.E.N. , aunque por supuesto he oído hablar de ella, y como asignatura que pretendía adoctrinar en la ideología del Estado , me parece muy mal, al igual que EPC, que desde mi punto de vista pretende lo mismo, o al menos existe el peligro de ello. Pero hay una diferencia: el sistema político de la asignatura FEN era una dictadura, dónde el respeto a las libertades individuales es dudoso, y en algunos casos nulo, sin embargo ahora estamos en democracia , y se pretende lo mismo : adoctrinar , sin respeto a la libertad de los padres de transmitir a sus hijos sus valores, sus creencias, queriendo instaurar una moral única..¿qué se pretende con esto?. La respuesta que se me ocurre me inquieta y preocupa profundamente. Aunque defienden el pluralismo creo que quieren una España monocolor, y yo la quiero multicolor.

10. Anónimo Martes 4 de Diciembre de 2007 | 21:01 h

Vaya un coñazo con el adocrinamiento. Señores y señoras, lo que ocurre es que tenemos miedo a la veradera libertad. Sus hijos e hijas serán libres cuando sean capaces de decidir de “motu propio”. Y para que opuedan decidir de “motu propio” hay que presentarles el mundo tal cual es, con sus luces y sus sombras. El adoctrinamiento, paterno o estatal, sólo les dará la oportunidad de ver una parte de la esfera, la blanca o la negra. Y ya es hora de decirle a nuestros pipiolos que también existe el gris, y com muchas tonalidades, por cierto. Eso es la vida. El resto´, pura mentira.

11. Esther Sábado 22 de Marzo de 2008 | 10:47 h

Para el “Anónimo”:
Es evidente que a ti ya te han adoctrinado, puesto que aceptas el “eso es la vida” como única verdad inamovible decretando la postura de defensa ante “eso”, como una mentira. Desde luego por como te expresas, tú no tienes hijos, ni años suficientes para que te respalde una experiencia histórica, ni información suficiente para que llegues a una conclusión con más contenido que la que expresas. Por cierto ¿quién tiene miedo? . Normalmente el que oculta su identidad, bajo la cortina de “Anónimo”.
Pero sin duda, el respeto a la multitud de posturas que existe en este colorido planeta, me invita a responder a tu exposición con la mayor franqueza y el máximo respeto.

12. Lucía Viernes 28 de Marzo de 2008 | 10:49 h

UY! A Carlos Capote le preguntaría si tiene hijos. Si es que no, pues eso…y si es que sí…hablaremos del adoctrinamiento de padres y madres (normales que todavía quedan). En fin, el Estado es un poco como Carlos: que le dá igual; así que es mejor que osdejen hacer a los que tenemos alhgo que aportar y ganas de implicarnos y sufrir para ayudar a otros a ser felices y aprender.

13. Eladio Miércoles 27 de Agosto de 2008 | 23:36 h

que el el estado adoctrine a los niños es propio de regimenes totalitarios. Por ejemplo yó sufrí la asignatura de F:E:N tengo 51 años y no tengo hijos, pero todos mis parientes con niños aún pequeños ván a objetar cuando les toque esa asignatura fascista-antisistema-masónica, que todo ello hay camuflado en sus textos. Al cabo de 30 años de democracia es totalmente innecesario, claro que su promotor no es otro que Gregorio Peces_Barbas y claro si se piensa un poco se comprenderá todo, pero desde luego sus traumas no tienen que pagarlos lo niños. Repito totalmente innecesaria, porque con Enseñar la Constitución es suficiente, ahí están recogidos todos los derechos y libertades de los ciudadanos, lo demás pura ideología propia de un gobierno totalitario como este. Por cierto es muy dudoso que esta asignatura sea constitucional, lo dice un hijo de la Constitución y dispuesto a defender su libertad con su vida pero claro, llevandome por delante a los que quieran arrebatarmela

14. Eladio Miércoles 27 de Agosto de 2008 | 23:50 h

Alguien me puede decir si es coherente en Los textos de esta asignatura lo siguiente: Hay que respetar todas las tendencias sexuales y al mismo tiempo rspetar todas las religiones incluida la musulmana (ejecutan a homosexuales en paises islámicos) Hombre y mujer son iguales, hay que respetar el derecho a la mujer a su propio cuerpo y al mismo tiempo repetar la imposición del burka como una costumbre más. es de esquizofreznicos esto señor Peces_Barbas y señores redactores de ambos manuales, o sea la libertad es buena y determinadas formas de opresión también, una cosa y lo contrario también,. Estamos locos? A que nadie se atreve a justificarme esto, porque se lo rebate hasta un niño

15. Ana Sábado 30 de Agosto de 2008 | 0:47 h

Mis hijos no serán adoctrinados por Zapatero. Faltaría más. Antes emigro al país vecino o a donde nos dejen vivir en paz, sin esos problemas.

Cada vez se meten más en nuestras vidas regulándolo todo, reglamentando las cosas hasta la saciedad, imponiendo incluso las medidas que debe tener cada cosa (aulas, coches, VPO´s, bancos del parque, cepillos de dientes, bolsas para la compra, ….) ¡Estoy harta!

16. Eladio Sábado 30 de Agosto de 2008 | 14:06 h

Para Ana: No te preocupes, el propio Eduardo Madina, uno de los ideologos de la asignatura reconoce que esta asignatura ha nacido muerta, porque han tenido que cambiar sustancialmente los contenidos del primer borrador , se han eliminado temas referentes al aborto, por ejemplo, y encima cada colegío adaptará el contenido a sus idearios, es decir, han tenido que hacerlo ante las avalanchas de sentencias de los Tribunales, algunas de ellas incluso obligan a eliminar ciertos contenidos por ilegales. Por si fuera poco, en algunas comunidades, se limitará a que los alumnos hagan una redacción sobre la constitución. Por tanto, esta signatura está muerta aunque la ministra de educación, no quiera reconocerlo: ua asignatura que no se imparte en todos los centros y encima con contenidos diferentes dependiendo del colegio, es totalmente inútil. Alguien puede decirme que es un éxito?

17. Eladio Sábado 30 de Agosto de 2008 | 14:26 h

para Brendo, eres un totalitario. Los valores y derechos sociales están recogidos en la Constitución Española, hace 30 años que se estudia en la escuela¡¡¡ Ahora, aprovechando que según dicen sus promotores con esta asignatura se reunifican materias que yá se impartían en otras asignaturas, deslizan de forma encubierta la ideología política del gobierno, que es opinable, pero no una verdad incontestable, y menos obligatoria de ser estudiada. con unas viñetas como la de Sor Libre Competencia, que creo que nadie me puede decir que carece de valor educativo alguno, aparte de ser una estupidez dicho chiste ¿ahora los chistes son materia docente? Si tanto te gustaesta asignatura, que la estudien tus hijos de forma voluntaria, como la religión, pero no se la impongas a nadie, eso es de totalitarios, afortunadamente estamos en una democracias y yá has visto, con tantos retoques no la conoce ni la madre que la parió ,lo dicho un fracaso

18. Eladio Sábado 30 de Agosto de 2008 | 14:39 h

Para los que intentan confundir con la siguiente mentira: Se estuda en todos los paises de la unión Europea: Que trampososos sois¡¡ Se estudia pero con unos textos totalmente distintos, Los textos españoles se han redactado en España por personas afines al PSOE , veis tramposos? En los demás paises se estudia exclusivamente La Carta Magna de dichos paises, el funcionamiento administrativo y el funcionamiento de la Unión Europea, sin entrar ABSOLUTAMENTE PARA NADA EN TEMAS DE AFECTIVIDAD Por tanto no hay ningún debate sobre esto en dichos paises, si así fuesen los textos en España todos estaríamos de acuerdo, pero es que los textos desprenden un tufillo a ideología Zapateril que apestan

19. León García Jueves 30 de Octubre de 2008 | 10:48 h

En ningún colegio debería haber religión de ninguna confesión y lo que hay que enseñar es a saber moverse por la vida, rellenar papeles y respetar las instituciones democráticas. Religión en las iglesias, mezquitas o sinagogas.

20. chequeescolar Miércoles 5 de Noviembre de 2008 | 22:58 h

León, los niños se quedarían sin saber que hay que honrar al padre y la madre y obedecer las leyes justas y respetar a los gobernantes cualquiera que sea su ideología.

21. chus Miércoles 25 de Febrero de 2009 | 17:22 h

Lo que pretenden a la larga es crear una nueva generación sin ningún tipo de normas morales y con total libertad para actuar conforme les apetezca sin ningun impedimento ni remordimiento.
El fin es anular la formación moral que los padres podemos y tenemos el derecho de transmitir a nuestros hijos .

Yo no quiero que mis hijos sean educados de acuerdo con la ideologia de un político, del profesor de turno y quedar nosotros relegados al último lugar.

Al final los padres solo seremos los que los traigamos al mundo y el estado se encargará de su educación global y adoctrinamiento, vamos, como en los paises del antiguo telón de acero.
Lástima de pais.

22. chus Miércoles 25 de Febrero de 2009 | 17:25 h

Esta asignatura, aunque nace en el seno de europa y con un buen fin, en España ha sido utilizada para fines de adoctrinamiento político y enfoque de ideología de género.
Cuidado, que no nos engañen.

23. ciudadania? Domingo 24 de Enero de 2010 | 5:42 h

Es mera propaganda política, e llegao aqui a traves de google, buscando los libros. por vi esto, a ver que opinan

http://docs.google.com/present/view?id=dcpwnhg9_12d7fnwzhp