jump to navigation

Sábado 7 de Abril de 2007

El FEF reacciona a la amenaza socialista de suspender a los objetores de la EpC

11:14 h | Libros,Noticias | Jaimeba | Comentarios cerrados

Benigno Blanco.jpgLos niños que no asistan a las clases de Educación para la Ciudadanía (EpC) -con el consentimiento previo de los padres que hayan alegado la objeción de conciencia— tendrán suspensa la materia. Así lo han anunciado algunas de las comunidades autónomas en las que empezará a impartirse la materia el curso que viene. Una nueva medida coercitiva, a pesar de que el propio Ministerio reconoce que es una materia que adoctrina en ideología. El Foro de la Familia lo califica de “amenaza inadmisible” y de “una violación constitucional de extrema gravedad”.

REDACCIÓN HO, LA GACETA DE LOS NEGOCIOS, Se hablará de seguridad vial, de los derechos humanos, de cómo resolver pacíficamente los conflictos, de los deberes y derechos de los ciudadanos…Y también sobre relaciones familiares, sexualidad y opciones religiosas. Al menos así lo creen los padres que se niegan a que sus hijos asistan a esta nueva asignatura implantada por la LOE. Son padres que no están dispuestos a que “el Estado decida cuál es la educación moral o religiosa que deben recibir mis hijos”, explica a La Gaceta de los Negocios Alejandro Campoy, el primer padre español que ha presentado objeción de conciencia frente a la EpC, en concreto en un colegio de Toledo.

Sin embargo, la solicitud de Alejandro, como la de muchos otros padres de distintas autonomías, acabará en un suspenso para su hijo. Esto no ha sorprendido al primer padre “objetor”, pero tampoco ha alterado su decisión, porque, según dice, “prefiero que prevalezca la libertad de educar a mis hijos en la moral que yo quiero a que tengan un aprobado más”.

Lo cierto es que la nueva ley educativa introduce cambios en este terreno. En Primaria, no hay un número de suspensos determinado para que haya obligación de repetir curso. Además, según el artículo 20 de la LOE, sólo se puede repetir una vez en toda la etapa. En Secundaria Obligatoria, los alumnos pasan de curso aunque tengan dos asignaturas suspensas, e incluso tres, si así lo decide el claustro de profesores. En el caso de Bachillerato sería distinto, ya que, antes o después, la asignatura tendría que ser superada —o dispensada por razones de conciencia— para pasar a la universidad. Sin embargo, para cuando se empiece a impartir en esta etapa (como mínimo en 2008/2009) ya existirán precedentes para decidir la actuación menos desfavorable.

El secretario general de Educación, Alejandro Tiana, considera que “esta asignatura está incluida expresamente en la LOE, aprobada por el Parlamento español y hay que cumplir con la obligatoriedad de cursarla. El Estado de derecho tiene que asegurar el cumplimiento de las leyes. Las discrepancias que pudiesen existir acerca de la legalidad de las normas que la regulan tienen canales judiciales para plantearse”. ¿Aceptará el Ministerio la objeción de conciencia como un canal judicial viable?

“Una violación constitucional de extrema gravedad”

El Presidente del Foro Español de la Familia (FEF), Benigno Blanco, ha declarado que “si el anuncio de suspender a los alumnos, que objeten a la asignatura Educación para la Ciudadanía, refleja la intención real de esas Comunidades Autónomas gobernadas por el PSOE estaríamos ante el anuncio de una violación constitucional de extrema gravedad”, señaló. Asimismo, el Foro Español de la Familia recuerda que la objeción de conciencia forma parte del derecho constitucional a la libertad ideológica y religiosa amparado por el artículo 16.1 de la Constitución y en nuestro país a nadie se le puede sancionar por ejercer un derecho constitucional.

Esta propuesta supone una verdadera coacción pública contra los padres de familia, amenazándolos para que no ejerciten sus derechos constitucionales y como tal refleja una postura profundamente antidemocrática y contraria a la libertad. El Foro Español de la Familia manifiesta su rechazo al carácter adoctrinador de la asignatura Educación para la Ciudadanía y la vulneración del derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones.

http://www.hazteoir.org/modules.php?name=Noticias&file=article&sid=4511


Domingo 1 de Abril de 2007

Cheque Escolar y desgravación fiscal

11:21 h | Artículos,Libros | Agn | Comentarios cerrados

Resulta que Esperanza Aguirre no lo decía en broma. Hay promesas electorales que no se suelen tomar en serio, porque se hacen para no cumplirlas, como decía el profesor Tierno Galván. Pero parece que algo empieza a cambiar.

Esperanza Aguirre se ha comprometido a implantar la desgravación fiscal por educación. Llevo muchos años diciendo que la educación no está de moda, frente a la economía, la tecnología, la política, la innovación o los grandes núcleos de poder y decisión. Ahora llega doña Esperanza y me deja en mal lugar, de lo cual me alegro. Siempre es buena noticia que la educación esté en primer plano.

La presidenta popular, sin comillas ni gaitas marineras, ha empezado a razonar sobre el Cheque Escolar y ha dejado sin argumentos a la oposición. Otra vez la formación socialista madrileña acabó contra las ‘tablas’, pues doña Esperanza trae y lleva a los socialistas de la capital a mal traer y peor llevar. Las ‘huestes’ de Rafa Simancas recorren una y otra vez el camino de la amargura y no sabe como abandonarlo. Y es que la presidenta ha dejado bien claro que no es ético, y mucho menos justo, que los padres que llevan a sus retoños a la enseñanza privada paguen dos veces; es decir, la factura mensual del cole y en el momento de pagar impuestos.

A nadie se le oculta que esos padres cuentan con otras vías, como la escuela pública y la concertada. Pero, si se les impide optar por la enseñanza privada ¿dónde queda el derecho de elección de centro e ideario? Ahí es nada, derechos enfrentados: credo frente a proselitismo, opción frente a imposición, posibilidad frente a demagogia, ética frente a izquierda inmovilista y decimonónica.

Frente a la subvención al centro educativo, se empieza a reclamar el tan cacareado Cheque Escolar. El pago a los padres para afrontar la escolaridad de los hijos frente a la hipocresía de la izquierda, la paranoia del socialismo y la inadaptación del nacionalismo reivindicativo e insaciable. No siempre la conciliación de modelos es fácil, como no lo es la solidaridad inter-territorial.

Mientras la izquierda malgasta los derechos sociales, aduciendo que los padres deben elegir entre modelos, los padres eligen y, cuando optan por la privada, reclaman urgente justicia, que no es otra cosa que desterrar la ilegalidad de pagar dos veces por lo mismo: la educación. Bien es verdad que estamos en un caso semejante cuando optamos por una carretera o una autovía, la sanidad pública o privada, residencia pública o familia, asistencia jurídica,… Todo en la vida es elección, excepto la enfermedad y la muerte.

Actualmente el Cheque Escolar no saldría tan caro como algunos piensan. Debe implantarse hasta el bachillerato, sin más dilación. Ah, que nadie venga con la ‘mandanga’ de que perjudica a la enseñanza pública, porque ese es un cántico muy viejo y desfasado. Se pueden mermar muchas otras partidas no tan necesarias socialmente; aunque a los políticos no es conveniente darles ideas, porque acaban apropiándose de ellas. A veces son cleptómanos del pensamiento ajeno. Nadie puede poner en duda que el Cheque Escolar es una medida atractiva y posible, basada en el pensamiento moderno, mientras que la oposición al mismo es hortera, retro, malsonante, inmovilista y de izquierdas.

Por Jesús Salamanca