jump to navigation

Viernes 19 de Enero de 2007

De la Vega insiste en defender la obligatoriedad de “Educación para la Ciudadanía” porque “transmite valores democráticos”

0:08 h | Libros,Noticias | Txemav | Trackback

La vicepresidenta se empeña en defender lo indefendible. Esta vez alegó que “Educación para la Ciudadanía” es necesaria porque transmite “valores democráticos”

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, volvió a defender ayer la asignatura impuesta por el Gobierno de “Educación para la Ciudadanía” y aseguró que “la ciudadanía no puede ser opcional”.

En el acto de presentación del 50 aniversario de la patronal de los colegios concertados católicos, FERE-CECA, Fernández de la Vega explicó que “Educación para la Ciudadanía no solo es una asignatura positiva, sino perfectamente compatible con la pluralidad de la sociedad española”.

Asimismo, se refirió al “acierto del modelo de la enseñanza concertada”, como marco en el que los valores cívicos y democráticos del Estado pueden convivir de manera armoniosa con los que promueven las organizaciones religiosas. ¿A qué armonía se refiere? ¿A marginar la enseñanza católica?

Señaló que los centros católicos tienen derecho a transmitir y defender los principios de su fe, del mismo modo que el Estado tiene el deber de transmitir los valores democráticos de convivencia, independientemente de ideologías, partidos políticos y creencias. A su juicio, de este modo “el sistema funciona”. Lo que no dijo De la Vega es que el Estado no tiene derecho a imponer valores a los niños y a adoctrinarles. ¿A qué valores democráticos se refiere? ¿La homosexualidad, el aborto, la marginación de la familia?

En el acto también intervino el presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, monseñor Antonio Dorado, quien expresó su deseo de que se cumplan los acuerdos Iglesia-Estado y la Constitución. “No queremos privilegios, sino que se respeten los derechos de los padres que desean que sus hijos sean educados en la fe católica”, indicó.

Monseñor Dorado se refirió también a las trabas de la tarea educadora de la Iglesia católica, como la disminución de las vocaciones y los problemas que se han puesto en ocasiones “al ejercicio de la libertad de enseñanza”. Hizo igualmente hincapié en la importancia de compaginar la transmisión del saber con la “enseñanza de Jesucristo”.

El acto fue conducido por el redactor jefe del diario El Mundo Miguel Vázquez Gómez, quien recordó que en los más de 2.000 centros de FERE-CECA estudian 1,5 millones de alumnos y trabajan más de 100.000 profesores.

El presidente de FERE-CECA, Miguel Ángel Velasco, adelantó que en noviembre esta organización celebrará un congreso bajo el lema “Propuesta educativa de las escuelas católicas”. Asimismo, recalcó que FERE-CECA aborda cada área del conocimiento desde una visión del mundo vinculada al mensaje cristiano.

Por su parte, el periodista Fernando Onega pronunció un pregón en el que efectuó un nostálgico repaso a la historia de FERE-CECA, que, a su juicio, ha hecho “más que todos los gobiernos juntos por la igualdad de oportunidades”.

El secretario general de FERE-CECA, Manuel de Castro, enumeró el programa de actividades que comprenderá el cincuentenario de esta organización. Entre ellas, destacó que el Gobierno entregará a FERE-CECA la Corbata del Orden Civil de Alfonso X el Sabio, el próximo 12 de abril.
 
Publicada en analisisdigital.com