jump to navigation

Lunes 27 de Noviembre de 2006

El Ministerio de Educación presenta esta semana el currículo definitivo de Educación para la Ciudadanía

9:53 h | Libros,Noticias | Maria | Comentarios cerrados

educación ciudadaniaLa asociación PROFESIONALES POR LA ÉTICA, promotora de la objeción de conciencia de los padres frente a la imposición de “Educación para la Ciudadanía”, denuncia que el martes 28 de noviembre el Ministerio de Educación y Ciencia pretende culminar su proyecto de una asignatura que representa una clara invasión del derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos según sus convicciones morales. Para ello el Ministerio ha organizado una cuidada “puesta en escena” que se concreta en un seminario, que se celebrará en el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, en el que el Secretario General del MEC, Alejandro Tiana,


El irresistible encanto de la izquierda

0:08 h | Artículos,Libros | Maria | Comentarios cerrados

secundaria.jpgHace unos días, el nuevo presidente de la Confederación de Ikastolas, Koldo Tellitu, explicaba las razones por las que eligió para sus hijos ese modelo educativo: “Como persona de izquierda, tuve en cuenta que las ikastolas son una iniciativa popular, es decir, los verdaderos protagonistas son los padres, los profesores. En un conjunto se decide hacia dónde va la ikastola y esa perspectiva me parecía enriquecedora, mucho más que el sistema público que existe en Euskal Herria, heredero del modelo francés napoleónico, en el que el padre Estado lo define todo”. Hay que felicitar al señor Tellitu por lo atinado de sus juicios, si bien, con la amabilidad y el respeto necesarios, exigen alguna puntualización.
En primer lugar, el adjetivo que utiliza para calificar la iniciativa de las ikastolas resulta sorprendente. ¿Qué quiere decir que la iniciativa es “popular”? Evidentemente, señala que no es pública, que surge de la sociedad, que no está controlada por la autoridad constituida. Pero para ello ya existe un adjetivo más clarificador: el adjetivo “privado”. En efecto, la iniciativa de las ikastolas es privada, en contraposición a lo que sería una iniciativa pública. No hay ningún acomplejado espacio “popular” entre lo público y lo privado. Las cosas son del gobierno, esto es, públicas; o son de particulares, esto es, privadas. Más allá sólo habita la entelequia. Privado es el ánimo de lucro, pero privados son muchos otros ánimos, educativos, religiosos, culturales, que no se resignan a que el Estado, su burocracia o su policía le digan a la gente qué debe hacer o qué debe pensar. Si la Confederación de Ikastolas considera, acaso, que lo privado es patrimonio de avariciosos empresarios y belicosos fascistas se equivoca de plano. Por supuesto que lo privado incluye, entre otros, a los empresarios, pero en cuanto a los fascistas es notoria su afección a un Estado fuerte y al control público de la economía, la educación y las conciencias. El fascismo, o socialismo nacional, nada tiene que ver con la promoción de lo privado.
Resulta estimulante comprobar que una persona de tan alta significación en el sector educativo pondere, siquiera mediante eufemismos, la autonomía de la sociedad frente al sector público. Lo paradójico es que quiera situarse al margen del sector privado, así como la ficción de que ello trae causa de un posicionamiento de izquierdas. Estamos tan convencidos de que la izquierda es moralmente superior a la derecha que incluso la defensa de la libertad de enseñanza (que las ikastolas practican, pero que calculadamente evitan subrayar) impone volatines doctrinales. Si, por malhadados prejuicios, el mantenimiento de la libertad educativa exige que nos digamos de izquierdas, bienvenida la grotesca confusión, pero sería conveniente que la misma no alcanzara a las aulas (de escuelas, colegios e ikastolas) en pro de una adecuada ilustración de las generaciones futuras, que no merecen cargar con nuestras faltas.
El núcleo diferenciador entre izquierda y derecha es la relevancia mayor o menor que asignan al ámbito privado y al ámbito estatal. Sólo en los extremos del espectro se invierten los términos, según aquella máxima que recuerda cómo, en política, los extremos se tocan. Así, desde la izquierda, la ideología anarquista escapa a la devoción por el Estado (y por eso el anarquismo se confunde con el liberalismo más radical); del mismo modo que, desde la derecha, el fascismo idolatra al Estado hasta convertirse en una nueva versión de socialismo, en este caso, de corte nacional.
Es loable que el señor Tellitu critique un sistema público donde, como él dice, “el padre Estado lo define todo” y loable que defienda la existencia de otros modelos educativos (si bien de inspiración diversa) que gozan de notable aceptación entre la ciudadanía. Sólo un detalle malogra su ideario: que eso que defiende no es necesariamente de izquierda y que, por mucho que le duela, lo que no es de titularidad pública, en Euskadi o en Honolulú, es y será privado. Arrastramos tantos prejuicios del horrendo siglo XX que hasta la más pequeña lealtad con el lenguaje parece una provocación.


Domingo 26 de Noviembre de 2006

La izquierda traspapelada

22:21 h | Artículos,Libros | Maria | Comentarios cerrados

valentipuigLa izquierda hace un tiempo que ya no existe como agente racional de la política, arramblada por las corrientes de la globalización, superada por la diversificación de lo real, destronada por el fin de las utopías. Lo que sobrevive es la retórica de izquierdas que generalmente ha sido imaginativa y persistente, como hoy mismo logra prolongar la ficción de su existencia esquematizando al enemigo al catalogarlo -para descatalogarlo- como neoliberal. Caídos los pedestales ideológicos, la izquierda existe únicamente por saber contra qué está. Esa izquierda descaminada agita sus estandartes en pleno decorado fantasmagórico de inicios de siglo, canta sus viejos himnos con la afonía de quien ya no cree pero precisamente alza la voz para aparentar y creerse que cree. Ya nadie tiene fe en la lucha de clases ni en las empresas nacionalizadas, ni en la economía planificada, ni en la propiedad colectiva de los medios de producción. Por creer, ni tan solo los sindicatos de la enseñanza conciben de verdad la enseñanza pública como método igualitario. Lo que existe es una post-socialdemocracia que vive de hurtarle métodos a la política liberal-conservadora y que navega por el sistema de esclusas de la Unión Europea.

[…]

Ya desde mucho antes de la derrota socialdemócrata en las recientes elecciones suecas, las reconversiones de lo que llamamos modelo sueco habían dado señales de fatiga estructural. Esas reconversiones, por lo general, emanaron de una grave crisis del modelo y no de su éxito. Hubo que rectificar un sistema fiscal extenuante y proceder a privatizaciones para que el viejo modelo pudiera reemprender el camino liberado de lastre hasta el punto de aplicar la política de cheque escolar. De ahí el júbilo de los teóricos de la izquierda más práctica por ese modo -según fórmula- de combinar equidad y libertad. En realidad, orillan la urgencia de reformar con más hondura aquellos avances socialdemócratas que hoy son una inercia gravosa e impiden reducir el paro juvenil o mantienen el poderío sindicalista, como escribe Johan Norberg. La cuestión es que quedan en el aire más reformas pero el statu quo socialdemócrata carecía de aliento y de voluntad para ir más allá de lo logrado. La naturaleza fundacional del modelo sueco no había cambiado, pero sí la percepción psicológica de los contribuyentes suecos. La labor corresponde ahora al centro-derecha.

Valentí Puig

Extracto de la Tercera publicada en abc.es el 22/11/2006


Bofetadas

21:12 h | Artículos,Libros | Maria | Comentarios cerrados

bullyingEn las escuelas españolas circula una nueva versión de ese proverbio árabe que aconsejaba pegar a las mujeres: «Cuando llegues a clase, atízale al maestro; tú no sabes por qué, pero él sí».

Sacudirle a los profesores se ha convertido en una moda siniestra, a la que se apuntan alumnos, padres, vecinos y cualquiera que pase por allí. Los chavales, además, se arrean entre ellos, según el acreditado principio de que los más fuertes, a ser posible en grupo, abusan de los débiles, y además graban las agresiones en vídeo para colgarlas en internet.

Todo muy edificante, virtuoso y modélico, como demanda la propia actividad educativa, ya lo dice el nombre. Tanto que en Andalucía, pionera en el muy progre concepto de la «educación para la paz y la no violencia», los alarmados fiscales han tenido que pedir que se equiparen los sopapos al profesorado con las agresiones a la autoridad.

Esta medida, copiada en Cataluña, está muy bien, pero llega algo tarde. Para devolver la autoridad a los maestros no hacía falta investirlos del rango de guardias, sino que bastaba con no haber socavado durante décadas los conceptos de jerarquía moral e intelectual que sustentan la profesión docente.

El énfasis en el aspecto lúdico de la enseñanza, las doctrinas permisivas y la expansión de un clima de falta de exigencia han acabado convirtiendo la escuela en un ring en el que los enseñantes actúan de sparrings en medio de una acentuada depresión colectiva. No es demagogia: durante mucho tiempo los responsables públicos han amparado a los agresores frente a los agredidos, por puro clientelismo político servil ante los padres y ante el propio alumnado. Ahora toca rasgarse las vestiduras y convertir el asunto en materia de debate parlamentario, pero el detonante de la alarma ha sido, más que el acorralamiento de los educadores, la generalización del acoso de unos niños a otros, eclosión de un verdadero fenómeno de terror juvenil.

El juez Calatayud, ese magistrado granadino de Menores famoso por sus ejemplarizantes sentencias, envió una vez a prisión, durante unos días, a un padre que le había pegado al profesor de su hijo. El hombre declaró no soportar que el muchacho viese en el maestro al modelo que no encontraba en su familia. Calatayud no titubeó; quizá se pasó de rosca, pero aquel tipo no olvidará jamás el escarmiento.

Los docentes están pagando una culpa que no les corresponde: la incapacidad de las familias para estructurar un ambiente educativo, la presión creciente de la violencia en la vida cotidiana, el absentismo de los poderes públicos, vueltos durante años de espaldas a la conflictiva realidad de los centros. Ahora las autoridades sufren mala conciencia porque el problema se les va de las manos y el eco de las bofetadas suena en el recibidor de sus despachos. En buena hora se endurezcan los castigos, pero lo que hay que devolver es la cordura a las aulas con un sistema racional que fortalezca al maestro con la investidura de superioridad moral que necesita su ejercicio.

Ignacio Camacho

Publicado en abc.es


Los peligros de Educación para la Ciudadanía

15:30 h | Artículos,Libros | Jaimeba | Comentarios cerrados

de la cierva.jpg

María Rosa de la Cierva y de Hoces, miembro del Consejo Escolar del Estado, analiza los peligros de Educación para la Ciudadanía.


Viernes 24 de Noviembre de 2006

Opciones y libertad de opción

15:07 h | Artículos,Libros | Maria | Comentarios cerrados

educacion_familia.jpgCasi todos lo días nos despertamos sobresaltados por las noticias de violencia en las aulas: alumnos agredidos y atemorizados, profesores despreciados y vejados… Además, otro dato inquietante: el fracaso escolar en España es el doble que la media europea. Todo el mundo se queja: docentes, alumnos, padres, sindicatos.

Todo el mundo está de acuerdo en que la calidad de la enseñanza en España necesita mejorar. Unos echan la culpa a la escuela concertada, que se lleva recursos que deberían ser en exclusiva -dicen- para mejorar la calidad educativa. Otros subrayan la falta de valores sólidos que desde la escuela laica se propagan. Surgen protestas contra la Educación para la Ciudadanía, que para algunos no es más que una religión laica impuesta para todos.

Yo pienso que el problema no es de medios económicos, sino que es un problema humano, de motivación profesional y de libertad. La calidad de la enseñanza, opino, mejoraría en España, y hablo tanto de los centros de titularidad estatal como de los centros de titularidad privada, si la implicación de las familias y de los padres en la educación fuera mayor. Entonces se escucharía a las familias, se establecería un diálogo familia-centro docente dentro de un proyecto educativo asumido, elegido y deseado por los padres.

Ojalá se permitiera a las familias la opción libre de elegir centro educativo (estatal o privado). Pero para favorecer la diversificación educativa hay que proporcionar medios económicos a los que no los tienen para que puedan elegir libremente. Esto es favorecer el pluralismo educativo y, repito, esto también en los centros estatales. Una verdadera libertad lleva consigo la posibilidad de que los padres, por ejemplo, puedan elegir entre éste o aquél instituto público. Pasa por que en la enseñanza llamada pública existan centros docentes de diversos idearios.

Aquí, no lo olvidemos, se trata de mejorar la calidad educativa de nuestros centros, tanto si son estatales como privados. Demos libertad a las familias, que tengan voz. Esta sana competencia entre los mismos centros estatales mejorará sin duda la calidad de nuestra escuela.

José Cervera Gil

Publicado en abc.es


HO y ChequeEscolar.org denuncian la discriminación de la enseñanza concertada

11:13 h | Libros,Noticias | Txemav | Comentarios cerrados

La plataforma ChequeEscolar.org presentó ayer el informe Libertad de Enseñanza a un año del 12-N, elaborado por el Equipo de Análisis y Documentación de HazteOir.org, en el que se denuncian las numerosas y evidentes trabas a la libre elección educativa que padecen las familias españolas. En el acto, que estuvo presidido por Carlos Vidal, Doctor en Derecho, Profesor Titular de la UNED


Video: comunicado de Chequeescolar.org

11:08 h | Libros,Noticias | Txemav | Comentarios cerrados

pts_xpndOpc


La Patronal de Enseñanza recuerda que sacar la Religión del horario escolar “vulnera los Acuerdos Iglesia-Estado”

10:52 h | Libros,Noticias | Txemav | Comentarios cerrados

¿El Consejo Escolar del Estado no era sólo un órgano consultivo en el debate sobre la LOE?

La Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) recordó ayer que sacar del horario escolar la asignatura de Religión “vulnera los acuerdos Iglesia-Estado, firmados entre los Estados Español y Vaticano” que tienen jurídicamente más rango que cualquier tipo de norma. Por tanto, “sería total y absolutamente ilegal”.

Según la ministra de Educación la Iglesia no podrá respaldar la objeción?de conciencia. Es más, Mercedes Cabrera insiste en que la enseñanza de la materia está impulsada por la Unión Europea y que su objetivo fundamental en enseñar a los alumnos “a vivir y convivir en la pluralidad y tolerancia”. El problema es, ¿a qué tolerancia se refiere? ¿A enseñar que el aborto es un derecho, y que la tendencia sexual se elige?

El Consejo Escolar del Estado anunció esta semana que propone incluir en “Educación para la Ciudadanía” los supuestos “nuevos modelos familiares” del Gobierno. Fueron las dos enmiendas que se aprobaron hace unos días durante el debate sobre el proyecto de Real Decreto de las enseñanzas mínimas en Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Resumiendo: en el apartado que hace referencia a “la familia en el marco de la Constitución española”, se va a “recomendar” la inclusión del epígrafe ‘Los distintos modelos familiares y de convivencia’ y en el bloque de “Derechos y deberes ciudadanos” la inclusión de los derechos de lesbianas, gays y transexuales.

A través de dos enmiendas al Real Decreto que desarrolla la LOE, apuesta por sacar la asignatura de Religión del horario lectivo, toda una discriminación a los alumnos que la escojan.

Para la CECE, si se aceptan estos contenidos en el currículo, declaró ayer que se manifestará en contra ya que considera que este tipo de cuestiones “tienen que ser abordadas en el ámbito más íntimo de la familia y deben ser los padres los que decidan como tratar estos contenidos en la educación de sus hijos”.

Pero, ¿son los dictámenes del Consejo Escolar vinculantes? No, y así lo demostró el Ministerio de Educación cuando propuso establecer la no conveniencia de incluir en el currículo la asignatura de “Educación para la Ciudadanía”. ¿Por qué ahora el MEC se escuda en estos dictámenes? Para la CECE se reafirma que el Ministerio de Educación “sólo acepta las resoluciones que se enmarcan en su línea de pensamiento, desechando cualquier tipo de crítica a su gestión o actuación”.

Publicado en analisisdigital.com


El Congreso rechaza la devolución al Gobierno de la «nueva» LOU

10:47 h | Libros,Noticias | Txemav | Comentarios cerrados

Madrid- El Pleno del Congreso de los Diputados rechazó ayer, con el voto en contra de todos los grupos parlamentarios menos el PP, la enmienda de devolución de la reforma de la Ley Orgánica de Universidades (LOU) presentada por el principal partido de la oposición.

La mayoría de los grupos, que abogan por reformar la normativa, prefirieron, sin asegurar su apoyo al proyecto del Gobierno, esperar a introducir mejoras en el trámite de enmiendas al articulado y acogerse a la oferta de negociación lanzada por la propia ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera.

Así, la titular del Ministerio de Educación y Ciencia (MEC), Mercedes Cabrera, que confía en poder convencer al Partido Popular sobre los objetivos de la reforma, aseguró que el Gobierno está abierto a la negociación con todos los grupos parlamentarios, escuchar sugerencias e incorporar cambios.

Publicada en larazon.es