jump to navigation

Miércoles 30 de Noviembre de 2005

De la Microcirugía con la LOE al Cheque Escolar

14:52 h | Libros | Txemav | Trackback

Cefalopodear con las leyes en el proceso de su elaboración, es algo que viene siendo habitual. Se realizan transacciones con los partidos, que al final transcurrido su paso por el Senado, la ley sigue igual e incluso más endurecida. Ese proceso parece ser que sigue la LOE, donde el maestro del humo dialéctico -Alfredo Pérez Rubalcaba-, vende en una transaccional que “no queda ambigüedad ni por arriba ni por abajo”. Pacta que el PSOE, propondrá que el Estado fijará que “los contenidos básicos de las enseñanzas mínimas requerirán el 55 por ciento de los horarios escolares para las comunidades autónomas que tengan lengua cooficial y el 65 por ciento para aquellas que no la tengan”, en vez de ser este porcentaje el máximo que se pudiera requerir. Me es igual que me es lo mismo, que diría el pastor, las ovejas son las mismas si no se las come el lobo. Se trata de microcirugía en la ley, que ni soluciona, ni atiende a los problemas planteados, el introducir palabrejas de máximos y mínimos de desigualdad educativa. Sobre todo en las llamadas nacionalidades, donde desde la más educación básica, se les aísla en formación e instrucción educativa del resto de España.

Se trata de un nuevo entremés teatral, para aprobar una ley antes de que venza el plazo del decreto que postergaba la aplicación de la LOCE del anterior Gobierno. Nueva ley que ahonda en los errores que ya han pagado muchos españoles, hecho el juego del consenso, aquellos que creen negociar y obtener frutos, observarán el inequívoco resultado.

Tan sólo es necesario escuchar como la ideologizada presidenta del Consejo Escolar, Marta Mata, califica de “alivio el anuncio de acuerdo entre el Gobierno y algunas federaciones de enseñanza sobre LOE”, y que todos tienen que entender que “el gobierno tiene la responsabilidad de cambiar para mejor el sistema educativo, pero no hay todo el dinero que es necesario, por eso hay que empezar por las prioridades, que es la enseñanza pública, pero a medida que se tengan recursos se destinarán a la privada”. Más claro el agua, tan cristalinas como las emitidas sentencias del Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo, que la contradicen. Es más, los recursos son de todos, ni de Mata, Rubalcaba o Rodríguez Zetapé , teniendo los padres el derecho a elegir centro conforme a sus convicciones, entre los que se encuentran los no públicos. Tomándole la palabra a Mata sobre recursos, la igualdad del art. 14 CE en materia educativa conduce al cheque escolar: los recursos disponibles se reparten entre todos, y que cada cual elija centro.

José Carlos Navarro.

De Diariosigloxxi.com